{{title}}
{{buttonText}}

Quero

Esencia manchega con olor a sal

Compartir

Al pasear por sus calles, la esencia manchega nos envuelve. Sus casas encaladas, los molinos de viento en la parte alta del pueblo, el barrio de viviendas cueva llamado ‘el albaicín’ y la casa palacio o casa grande nos invitan a disfrutar de una tierra forjada a base de costumbres moriscas, experiencias árabes, historias judías y espíritus cristianos. Pero no todo es belleza arquitectónica: rodeando la villa, los humedales de Quero se convierten en hábitat perfectos para todo tipo de aves. Dos lagunas con diverso toque de sal que le otorgan al pueblo un aroma costero en plena meseta manchega.

Contacto

Reportajes recomendados Ver todos

Ver todos