Ugena

El eterno palacio de los condes de Ugena

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Ejemplo palpable de explosión urbanística y demográfica, Ugena, en las tierras llanas de la Sagra (centro-norte de Toledo, tocando con Madrid), conserva a duras penas un casco histórico que se ve envuelto por las nuevas urbanizaciones. Aun así, reserva para el visitante tres puntos de indiscutible visita.

Por un lado, la plaza del ayuntamiento, donde aún puede imaginarse el palacio de los condes de Ugena, edificio de una sola planta, con ancha puerta de buena construcción y con escudo blasonado de los dueños, flanqueado por dos torreones cubiertos con sendos capiteles. Estaba rodeado de árboles… Pero eso, efectivamente, hay que dejárselo a la imaginación.

Hoy, respetando en buena medida el esquema original, en su lugar se levanta el ayuntamiento, construido recientemente y también con sus dos buenas torres y en este caso dos plantas, la segunda de ella acristalada. En la misma plaza está la ermita de Nuestra Señora de Portería, la antigua capilla del conjunto palaciego (siglo XVIII).

Al lado, el segundo de los puntos de interés, la plaza de la iglesia de San Juan Bautista, y a muy pocos metros, el tercero: la plaza Mayor, con una casa solariega con escudo blasonado. A las afueras del pueblo, la zona de recreo del arroyo del Pradillo, un parque con dos estanques perfecto para pasear a la sombra de los árboles.

Contacto

Localización