{{title}}
{{buttonText}}

Villafranca

Delicias del barroco

Compartir

El palacio de los Bobadilla se asegura de que el barroco siga siendo el estilo que impere en Villafranca. Con sus muros de ladrillo, sus dinteles de piedra y su galería de arcos, hoy es de propiedad municipal, y puede ser disfrutada por los vecinos. Otro punto para detenernos en nuestro paseo por Villafranca es su casa consistorial, que, aunque es un poco posterior, su aspecto sobrio hizo que este edificio, que también fue una casa señorial, acabara siendo la sede de su ayuntamiento. Las ermitas que se disponen en torno al pueblo, como las de San Pedro o la de la Virgen del Portal, guardan bellas imágenes de sus santos. El Convento de Nuestra Señora del Carmen presume de su estructura y las curvas de su portada ante los visitantes. Por si esto fuera poco, Villafranca está rodeada de un entorno que invita al paseo, como juncales y humedales, como el enclave natural de la Badina de la Escudera.

Contacto

Localización