Villaseca de la Sagra

Poderío barroco en las cercanías del Tajo

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

A escasos 20 kilómetros al noreste de la capital de la provincia, cerca del Tajo, la vida de Villaseca de la Sagra ha girado siempre en torno a la plaza Mayor, rectangular y bien proporcionada, corazón del pueblo. Nueve calles nacen de ella y dos de sus edificios representan el poder político y económico de la villa desde hace siglos. Son el ayuntamiento y el palacio de los Marqueses de Montemayor, arropados ambos por casas de dos alturas con balconadas de madera (o de forja en los edificios más modernos). El palacio de estilo plateresco, del siglo XVI, está protegido como Bien de Interés Cultural y es probablemente el edificio más imponente del pueblo, con permiso del Hospital de San Bernardo. Se ubica este en la cercana plaza de Miguel de Cervantes (centro de reunión y paseos bajo los árboles), conjunto de estilo barroco (siglo XVII) formado por la iglesia y el hospital. Hoy aloja la casa de cultura y la biblioteca.

Desde ahí puede darse el visitante un corto paseo hacia la plaza de la Silera, donde una gran casa solariega (declarada Bien de Interés Cultural) completa el patrimonio civil del pueblo. La misma categoría distingue a la fabulosa iglesia de Santa Leocadia, un magnífico ejemplo de templo barroco herreriano, cuya construcción comenzó en la segunda mitad del siglo XVII.

La ermita de Nuestra Señora de las Angustias y la ermita de Aceca (cerca del Tajo) rematan el patrimonio religioso.

Localización