Caserío Zubiaurre (herrería)

Caserío Zubiaurre (herrería)

El metal se calentaba al “rojo vivo” para después someterlo al forjado. Una vez alcanzada la temperatura adecuada y al calor de un fuego en el que saltaban chispas, el herrero lo trabajaba como si de plastilina se tratase. En Maruri-Jatabe, uno de los oficios más antiguos que se realizaban era el trabajo de este metal. Aquí, esta ancestral actividad tiene uno de sus templos en el caserío de Zubiaurre. Entre sus muros, la tarea esencial de la herrería no eran las espadas, sino las herraduras a los bueyes de las tradicionales pruebas de arrastre. Una labor que goza de gran reconocimiento y nos remite a la fiesta Idi Probak, que en este municipio tiene como protagonistas a estos animales. Y es que la esencia de esta arraigada tradición aún cobra vida entre las sombras de Zubiaurre. Además, tanto en este como en el resto de caseríos del pueblo queda reflejada la profunda vinculación de Maruri-Jatabe con los elementos rurales. Reconocibles por sus cubiertas a dos aguas y amplias balconadas, los caseríos de esta zona siguen el típico modelo vizcaíno. Concretamente, en el de Zubiaurre se pone en valor el lugar de los últimos herreros.

Contacto

Ayuntamiento Maruri-Jatabe
946742253
Más información

Más lugares emblemáticos en Maruri-Jatabe

Planes Cercanos