Salinas niña en la playa

Qué ver y qué hacer en Salinas (Asturias)

El pueblo asturiano que te alegrará el verano

Fotografía: Sara Castaño

02/08/2022

Hay lugares a los que sabes con certeza que volverás. Salinas, en el concejo asturiano de Castrillón, es uno de ellos. La primera vez te atraparán sus aires cantábricos y su ambiente desenfadado, tan influido por la cultura del surf. Las siguientes, te sentirás como en casa.

Compartir

Muy cerca del aeropuerto de Oviedo y también de Avilés, enclavado en la zona costera central asturiana, está Salinas. Es una de las zonas más turísticas de Asturias, pero, a la vez, más tranquilas en temporada baja. Su largo paseo marítimo, su ambiente surfero y su entorno te enamorarán. Aunque no hagas surf, esta localidad es ese destino que estabas buscando. Por eso te proponemos estos planes para que exprimas al máximo tu escapada.

1. Aprende a hacer surf en El Pez Escorpión… y quédate a dormir

En Salinas está la primera escuela de surf que hubo en Asturias: se llama El Pez Escorpión y Carlos Meana fue su creador, allá por 1990. Más de 30 años después siguen enseñando esta disciplina. “Ya tenemos a la segunda generación de surfistas”, explica orgulloso Meana a Guía Repsol. Su temporada alta es del 15 de junio al 15 de septiembre, pero ofrecen clases tanto en grupo como individuales durante casi todo el año y para todas las edades: “desde niños de cuatro años, que tienen su primer contacto con el deporte, a gente de 60 o 70 años”.

Salinas Carlos Meana de Pez Escorpión
Carlos Meana abrió El Pez Escorpión hace más de treinta años y sigue al pie del cañón.

Desde 2012, además, funciona como alojamiento: su surf house en forma de albergue también fue una de las pioneras en la zona. Tienen cuatro habitaciones con 17 plazas y su objetivo es poner en valor el encuentro entre gente que llega a Salinas buscando un vínculo con el surf, un espacio donde dormir o descansar y, además, conocer gente y compartir conocimientos.

Salinas Albergue Pez Escropión
Actualmente la escuela cuenta con unas residencias para que cualquiera pueda pasar unos días en un campamento surfero.

Carlos Meana es, además, propietario de la tienda de surf y skate Never Stop de Avilés, que abrió en 1989. Se nota que viene del mundo del deporte: su padre fue socorrista en la playa de Salinas y todos sus hermanos y él también lo fueron. “Mi vínculo con el mar existe desde que tengo uso de razón”, nos confiesa.

La escuela de surf es una de las más populares de la zona para adentrarse en esta disciplina.
La escuela de surf es una de las más populares de la zona para adentrarse en esta disciplina.

Su compromiso va mucho más allá de enseñar un deporte y relacionarse con el mar, lo suyo no es solo ocio. Su discurso en torno a la educación, la cultura o la sostenibilidad cala. “Estamos aquí para dejar un pequeño legado, para que la gente conozca el deporte, el medio natural… y para que lo cuiden, ya que los amantes del surf disfrutamos de un deporte muy vinculado al medio ambiente. Es importantísimo que despertemos esa sensibilidad; cuando seamos conscientes de qué consumimos y cómo lo consumimos, podremos revertir la situación”.

Qué ver en Salinas (Asturias) surfistas
Tras las primeras las lecciones, es hora de demostrar las habilidades adquiridas en la escuela.

2. Date un capricho dulce en ‘The Pantry by Éleonore’

¡El surf da mucha hambre! Siguiente parada: ‘The Pantry by Éleonore’, la pastelería más bonita de Salinas, que ocupa un local en tonos pastel muy cerca del mar. “Todo surgió porque queríamos crear un obrador para hacer nuestro propio pan para el restaurante y una pastelería más gastronómica”. Cristina Arias Sopeña y Guillermo González son también los propietarios de ‘Éleonore’, el restaurante aledaño que también llama la atención por sus grandes ventanales con vistas al Cantábrico y su exquisita decoración.

Pastelería Eleonore
Eleonore es una parada obligada para golosos.

Esta pareja de asturianos tiene un buen gusto muy particular, influido por la luz del Cantábrico, la filosofía de vida australiana o sus viajes por el mundo. Cristina vivió dos años en Italia y Guillermo uno en Estados Unidos. Ahora, dos meses al año se dedican a viajar.

Croissant
En pocos lugares se consigue un 'croissant' tan perfecto como los que despachan aquí.

En ‘The Pantry’ podrás encontrar buen pan -de hogaza o baguettes- o maravillosos croissants -sí, es uno de esos pocos sitios-, kouglof, éclairs y otras deliciosas elaboraciones inspiradas en la pastelería francesa, pero también postres de su restaurante ‘Éleonore’ o el brioche hojaldrado que utilizan para elaborar su steak tartar.

Qué ver en Salinas (Asturias) horno
El aroma que sale del horno impregna cada rincón del local.

Abrieron en octubre de 2021, pero ya son una referencia en la zona. En su tienda también podrás comprar mermeladas, mieles o polen que elaboran productores asturianos, así como delicias que hacen ellos mismos, como la granola, el dulce de leche, los pralinés y las cremas de avellanas o cacahuete.

Qué ver en Salinas (Asturias) baguettes
Las 'baguettes' de 'The Pantry by Éleonore' son famosas en Salinas.

En ese espacio, que llaman la despensa de Éleonore, venden otros productos gourmet seleccionados como pescados ahumados de una marca barcelonesa, cervezas artesanas, chocolate Pancracio, referencias de una marca sueca de productos veganos y sin gluten ni azúcar refinado, productos para perros de Ávila, preciosas libretas de una marca de papelería americana o los famosos moscovitas de Oviedo. Su inquietud y sensibilidad por la belleza se plasman en cada rincón de ‘The Pantry’, que es una de las visitas obligadas en Salinas.

Qué ver en Salinas (Asturias) dulces y salados
Hay tanto 'caprichos' dulces como salados en las vitrinas de esta elegante pastelería.

Bonus track: el mejor plan estival para golosos es ir a ‘The Pantry’, elegir mientras te dejas llevar por el amor a primera vista y llevarte una de sus preciosas cajas rosas a la playa llena de manjares para hacer un pícnic. ¿Te apuntas?

Salinas pícnic ‘The Pantry by Éleonore’
Los pícnics de ‘The Pantry by Éleonore’ saben mejor en la playa.

3. Pasea entre dunas hasta Juan de Nieva

Las fotogénicas pasarelas de madera te guiarán: este largo paseo es una especie de meditación al lado del mar, pero rodeado de la vegetación propia del lugar como el barrón, el nardo marino, el cardo de mar y la solandela o arbustos como madroños, aligustres y laureles.

Qué ver en Salinas (Asturias) dunas
El paseo entre las dunas de Juan de Nieva es una muestra de la flora autóctona del entorno,.

La inmensa playa de Salinas está unida a la playa de San Juan de Nieva y entre ambas alcanzan una longitud de casi tres kilómetros. En este recorrido podrás encontrar el sistema Dunar del Espartal, el más extenso de Asturias y declarado Monumento Natural en 2006. Aquí, las dunas constituyen un medio capaz de soportar una cobertura de vegetación más densa, variada y compleja que las playas al no verse afectadas por el oleaje del mar y porque reciben continuos aportes de arena gracias al viento.

Salinas Playa Juan de Nieva
El arenal de Juan de Nieva es de los más amplios.

A través de las pasarelas, que se han creado para no dañar el ecosistema, llegarás a la playa de arena blanca de San Juan de Nieva, un bello arenal que combina un oleaje entre fuerte y moderado en la que puedes practicar surf y otros deportes acuáticos.

4. ¿Un aperitivo en ‘Ewan’?

Una de las terrazas más agradables del paseo marítimo es la del ‘Ewan’: allí, podrás pasar unas horas desde el desayuno hasta la cena… ¡y tomarte una copa o un rico y veraniego cóctel de aperitivo! También venden repostería de ‘The Pantry by Éleonore’. Su bizcocho de plátano, por ejemplo, es una de nuestras perdiciones. Además, es uno de esos lugares de Salinas perfectos para ir con niños.

Salinas Ewan
'Ewan' es una de las referencias de Salinas en materia de cócteles.

‘Ewan’ está ubicado al principio del paseo marítimo -o al final, en función de dónde empieces tu caminata-, ya muy cerca del ‘Real Balneario de Salinas’, nuestra próxima parada.

Salinas cóctel en Ewan
La brisa marina es uno de los alicientes de los cócteles en 'Ewan'.

5. Come en el ‘Real Balneario de Salinas’

Si hay un restaurante imprescindible en Salinas, ese es el ‘Real Balneario de Salinas’ (2 Soles Guía Repsol). Sentarte en su comedor con amplísimos ventanales es un deleite, porque el festín gastronómico inspirado en el Cantábrico tiene lugar en las mesas de este antiguo chalet de 1916 que está justo frente a la playa. Las vistas al mar y su acogedora decoración, elegante pero moderna, con manteles de lino y mobiliario de madera, hacen el resto.

Qué ver en Salinas (Asturias) bogavante Balneario
El marisco del Cantábrico, como este bogavante, es una de las estrellas de la carta.

Al frente del ‘Real Balneario de Salinas’ está el cocinero Isaac Loya, aunque fue su padre quien comenzó el proyecto en 1991. “Siempre hemos trabajado una cocina marinera con identidad propia que respeta el producto: seguimos cocinando esos platos que vienen de mi familia, pero actualizados”, explica Loya.

Salinas Isaac Loya del Balneario de Salinas
Isaac Loya es el chef encargado de la cocina del 'Balneario de Salinas'.

Todos los días encontrarás en su propuesta una decena de pescados diferentes, que van cambiando a capricho del mar, y media docena de mariscos: percebes, centollo, bogavante, langosta, sardina, bonito, merluza, lubina, virrey, salmonete, mero, rodaballo, golondro… El ‘Real Balneario de Salinas’, que vive por y para el Cantábrico, es uno de los mejores embajadores gastronómicos de la Asturias costera.

Qué ver en Salinas (Asturias) cocina Balneario
El equipo que lidera Loya se encarga de plasmar un menú actualizado y basado en la tradición asturiana.

Además, ofrecen tres menús degustación: uno de cuatro platos -que funciona como menú del día-, otro de siete y su gran menú, el más largo, de 14 pases, en el que solo encontrarás productos del mar Cantábrico. Su amplísima bodega, con más de 1.000 referencias, también sorprenderá a los paladares más sibaritas: tienen verticales de las grandes marcas del mundo y añadas históricas casi imposibles de encontrar en otros lugares.

Salinas Comedor Balneario de Salinas
Los amplios ventanales del comedor parecen adentrar al comensal directamente en la playa.

6. Prueba el Eolo Skate Park

En la calle Pablo Laloux encontrarás este skatepark de más de 1.300 metros cuadrados que Salinas ha estrenado recientemente y que tiene una historia detrás, ya que está inspirado en el vídeo que los skaters Danny León, Ryan Sheckler, Alex Sorgente y Zion Wright protagonizaron patinando en el interior de un tramo de torre eólica. Aquí podrás practicar diferentes modalidades de skate: street, park, surf y carvin.

Qué ver en Salinas (Asturias) skate
El Eolo Skate Park cuenta con un tramo de una torre eólica para poner a prueba a los 'skaters'.

7. Empápate del ambiente local en el ‘Bar La Luna’

Si buscas un ambiente desenfadado y tienes ganas de disfrutar de la atmósfera magnética de Salinas, es por aquí. No puedes irte de este rincón asturiano sin pasarte por ‘La Luna’.

Qué ver en Salinas (Asturias) zumo en La Luna
Una de las virtudes de 'La Luna' es que cierra muy pocas horas al día, ideal para tomar un café o un combinado dependiendo de cuándo se acuda.

¿Lo mejor? Cierra muy pocas horas al día, así que da igual cuándo vayas, porque casi siempre lo encontrarás abierto para tomar un café o una cerveza en su césped, para charlar con locales en sus bancos de madera y, sobre todo, para fluir, igual que hace el mar Cantábrico justo frente a ti.

Qué ver en Salinas (Asturias) terraza La Luna
Su concurrida terraza junto al mar es uno de los lugares más frecuentados de la localidad.

Para algunos es un pub, para otros un bar, pero ‘La Luna’ es realmente un ecléctico punto de encuentro y de reuniones improvisadas donde brindar, escuchar música en directo… y ver puestas de sol con olor a salitre.

alt

8. Cena en ‘Éleonore’

Este restaurante-boutique es una joya frente al Cantábrico con cristaleras con vistas 180 º a la bahía, donde la estética prima en un espacio decorado con mimo.

Salinas Eleonore postre
Los postres y platos dulces son los responsables de parte de la buena reputación que tiene el restaurante.

La cocina también es una obra de arte. ‘Éleonore’ (1 Sol Guía Repsol) está dirigido por Cristina Arias Sopeña, Carlos Álvarez y un multicultural equipo de cocina con Guillermo González en la sala. Delicados mármoles de tamaño grande, terciopelo y una cuidada lista de reproducción musical convierten esta experiencia gastronómica en un deleite sensorial.

Qué ver en Salinas (Asturias) Cárlos Álvarez
Cárlos Álvarez dirige junto a Cristina Arias Sopeña la cocina de 'Éleonore'.

¿Por qué ‘Éleonore’? “En Arnáu, al final de Salinas, hay una mina subterránea, la única de Europa, que además es visitable. En el siglo XIX trajeron la primera locomotora de vapor de España y la mujer del ingeniero jefe se llamaba Éleonore: así es como se llama ahora toda esta ruta, que va por el paseo marítimo de Salinas”. Aquí, en el paseo al lado del mar, es donde está precisamente este restaurante, que ofrece tres menús degustación: Éleonore, Olivia y Allegra.

Salinas Plato Eleonore
'Éleonore' conjuga la sutileza y el gusto del local con cocina igualmente delicada y sabrosa.

Sus platos van variando, pero encontrarás creaciones como su centolla del Cantábrico con huevo, su gamba a baja temperatura con horchata de avellanas y amarantos emulsionados en aceite, un steak tartar de solomillo de ternera I.G.P. Ternera de Asturias con mermelada de alcaparras y mantequilla de pimienta rosa o postres como su famoso Limón, que también venden en 'The Pantry by Éleonore', su propia pastelería.

Salinas Eleonore vino
Cualquiera de sus tres menús degustación -'Éleonore', 'Olivia' o 'Allegra'- son una demostración de técnica aplicada a un producto excepcional y un maridaje acompasado.

9. Despídete de Salinas viendo el atardecer en el mar

El ‘Bar La Luna’ es precisamente uno de esos lugares idóneos para ver la puesta de sol en Salinas, pero también lo son el mirador del Museo de Anclas, el de los Cuatro Vientos… o cualquier punto del paseo marítimo, de la playa o de las pasarelas entre dunas. ¡Déjate llevar! Lo importante es que no te pierdas el atardecer.

Salinas Puesta de Sol
La puesta de sol con una cerveza de 'La Luna' sobre el paseo que recorre la costa es la mejor forma de despedir el día.

Te puede interesar