Dulces de Pascua en Madrid y Barcelona

Tentaciones de chocolate a las que no podrás resistirte

La nieta de los fundadores de Casa Palma (Barcelona) sostiene la "Casa Luna". Su abuelo aprendió a trabajar el chocolate con esa pieza.
La nieta de los fundadores de Casa Palma (Barcelona) sostiene la "Casa Luna". Su abuelo aprendió a trabajar el chocolate con esa pieza.

Ha llegado la hora de deleitarse con estas obras de arte dedicadas a los más pequeños pero que, en el fondo, encandilan a los amantes del chocolate de cualquier edad. Obradores tradicionales y vanguardistas utilizan los cacaos más selectos y presentan llamativos diseños en estas fechas. Ponemos el foco sobre ciudades como Barcelona o Madrid.

Barcelona

Escribà

Sus monas de Pascua se han convertido en un ejemplo desde que Antoni Escribà, considerado el mago del chocolate, prefiriera el chocolate al lienzo o al bronce para materializar su vena artística. Desde entonces, y hoy de la mano de Christian Escribà, su maestro pastelero, sus escaparates son, durante estas fechas, de los más fotografiados de Barcelona.

Todo un escaparate dedicado a la Pascua.
Todo un escaparate dedicado a la Pascua.

Trabajan con diversos tipos de chocolate, mayoritariamente con un 70% de cacao, aunque para las monas, al estar destinadas a paladares de infantes, prefieren un 64% de cacao para que el sabor sea más dulce y, en los casos que lleven algún color, utilizan colorantes de origen vegetal.

Lady Bug no podía faltar este año.
Lady Bug no podía faltar este año.

Todas sus esculturas son artesanas por lo que nunca hay dos monas iguales. Series limitadas de unos 10 o 20 ejemplares cuyos temas varían entre Lady Bug, Star Wars, Frozen, Pepa Pig y demás imaginería famosa entre la chiquillería. Christian, por su parte, es partidario de las 'tradinnovaciones', con una repostería en la que su mantienen las técnicas de fabricación de toda la vida pero con un efecto sorpresa.

Escribà, Gran Vía de les Corts Catalanes, 546, Barcelona; tel. 934 54 75 35. Rambla de les Flors, 83, Barcelona; tel. 933 01 60 27.

Pastisseria La Palma

Una mona que homenajea al baloncesto.
Una mona que homenajea al baloncesto.

En 1922, Ramón y Elvira pusieron en marcha La Palma, que ahora está regentada por la tercera generación de la familia. Su nieto Ramón es quien ejerce como maestro pastelero. Convertida en icono del barrio del Clon, y una de las pastelerías artesanas más grandes de Barcelona, en La Palma fusionan la tradición con las nuevas tecnologías. Ofrecen multitud de artículos (dulces y salados) desde pastas de té a leonesas pasando por canapés o mousses.

El obrador elaborando monas a pleno rendimiento.
El obrador elaborando monas a pleno rendimiento.

El chocolate es el hit de la casa y no lo utilizan como mero relleno sino como materia prima con la que dar rienda suelta a toda su creatividad. Además de bombones artesanos, cuando llegan estas fechas señaladas realizan huevos y monas de Pascua de todos los tamaños y para todos los bolsillos.

Pastisseria La Palma, Clot, 72, Barcelona; tel. 932 32 52 57.

Canal

Aunque en Barcelona existen destacadas pastelerías y confiterías con mucha historia a sus espaldas, también las hay más modernas, pero con una importante calidad a la hora de trabajar el producto y un respeto por las tradiciones a pesar de ser innovadores. Esta es un ejemplo, un local abierto en 1970 que ha sabido modernizar las recetas más clásicas.

Mona de Star Wars. Foto: C.C.
Mona de Star Wars. Foto: C.C.

Su croissant de mantequilla, creado por el maestro pastelero Toni Vera, fue galardonado en 2016 como el mejor de toda España y sus monas y huevos de Pascua se caracterizan no solo por utilizar los mejores chocolates del mercado, sino también, por presentar diseños diferentes a los que se pueden encontrar en otros establecimientos.

Canal, Muntaner, 566, Barcelona; tel. 934 17 10 53 y Clavet, 15, Barcelona; tel. 932 09 59 17.

Huevos de Pascua gigantes. Foto: C.C.
Huevos de Pascua gigantes. Foto: C.C.

Pastisseria Foix de Sarrià

El maestro pastelero Josep Foix Ribera y su mujer, Paulina Mas Rubinat, abrieron este establecimiento en 1886. Ellos creían que el negocio acabaría con ellos porque, a su único hijo varón, Josep Vicenç, le gustaban más los libros que las cacerolas.

Mona futbolera hecha por encargo.
Mona futbolera hecha por encargo.

El que ahora está considerado como uno de los grandes poetas en lengua catalana, Josep Vicenç Foix, se convirtió en pastelero por necesidad más que por vocación, porque desde 1936 hasta 1968 (año en que confió la dirección del establecimiento a su primo Jordi Madern y Mas) el escritor regentó la pastelería.

Mona inspirada en la tradicional, que se componía de un brioche con un huevo duro.
Mona inspirada en la tradicional, que se componía de un brioche con un huevo duro.

Desde entonces Foix de Sarrià ha consevado su prestigio gracias a mantener y mejorar las fórmulas originales de sus inicios. En la casa elaboran figuras de chocolate que son verdaderas obras de arte y, aunque las monas son las protagonistas, también hay espectaculares huevos de Pascua. Y, para seguir con las tradiciones más clásicas, cocinan las Cristinas, un dulce a base de bizcocho y huevos.

Pastisseria Foix de Sarrià, Major de Sarrià, 57, Barcelona; tel. 932 03 07 14.

Madrid

El Horno de San Onofre

Este establecimiento es uno de los más conocidos de la capital por su larga trayectoria. Abrió su primer establecimiento en 1972, y desde entonces elabora tartas, dulces navideños, panes, pasteles bollos y pastas de té. Cuando llega una fecha señalada, ya sea Carnaval, Halloween o Semana Santa, en sus escaparates despliegan toda su fantasía, lo mismo que en sus huevos y monas de Pascua.

El Horno de San Onofre es todo un clásico madrileño del chocolate.
El Horno de San Onofre es todo un clásico madrileño del chocolate.

Este año, ya tienen sus escaparates plagados de huevos de todos los tamaños, desde los pequeños forrados en papel metálico de colores hasta los gigantes o los decorados con tonos dorados que embellecen cualquier sobremesa.

Huevos y monas convertidas en Pokemon.
Huevos y monas convertidas en Pokemon.

Entre los temas de las monas elegidos para este año están Pokemon (impresionante la cabeza de Picachu que descansa en sus vitrinas) y La Bella y la Bestia, aprovechando el tirón del estreno cinematográfico. La materia prima con la que elaboran sus piezas procede de plantaciones que garantizan una calidad óptima.

El Horno de San Onofre, San Onofre, 3, Madrid; tel. 915 22 72 16.

Pastelerías Lyon

Aquí todo es artesano.
Aquí todo es artesano.

Fundada en 1984, es una de las pastelerías artesanas de referencia en Madrid cuando llega alguna fecha señalada, gracias a sus roscones de Reyes, coronas de La Almudena, turrón de navidad o rosquillas de San Isidro. Durante Semana Santa, las torrijas y los huevos de Pascua son las estrellas de sus expositores.

Parte del escaparate de Pastelerías Lyon.
Parte del escaparate de Pastelerías Lyon.

Para su elaboración, el establecimiento utiliza chocolates de gran calidad, como Callebaut y Valrhona y, si te animas a hacerlos en casa, te ofrece su receta: “Calentar el chocolate a 45º C y atemperar hasta bajarlo a 28º C. Una vez estabilizado, subirlo otra vez a 33ºC y comenzar a trabajar, enmoldándolo si es un huevo, o trabajándolo a mano si es una mona. Después, ya solo queda decorar a tu gusto y listo”.

Pastelerías Lyon, Colombia, 12, Madrid; tel. 914 57 53 36.

Cultura Café

La Pascua también es tiempo de Crepes en Cultura Café.
La Pascua también es tiempo de Crepes en Cultura Café.

Aunque los huevos y las monas de Pascua son productos típicos para el público infantil hay locales que, para contentar a aquellos 'peterpanes' que sienten nostalgia de tiempos pasados, o que siempre caen rendidos ante el poder de una golosina, han optado por crear para la ocasión una merienda especial. Es el caso de Cultura Café, instalado dentro del gastronómico Mercado de San Ildefonso, en Madrid.

Y la Nutella que no falte.
Y la Nutella que no falte.

Su especialidad son las crêpes caseras, dulces y saladas, y hechas al instante, además de los cafés traídos de diferentes partes del mundo. Del 10 al 17 de abril 'Cultura Café' va a ofertar una original crêpe de Semana Santa (a 6 €) que se acompaña de Nutella, dulce de leche, mini huevo de chocolate Shokobon y almendra crocanti.

Cultura Café, Mercado de San Ildefonso. Fuencarral, 57, Madrid; tel. 915 59 13 00.

La Chinata

Huevos en forma de aceituna.
Huevos en forma de aceituna.

Esta empresa familiar extremeña dedicada a la fabricación y comercialización de productos con aceite de oliva virgen extra como ingrediente estrella, ha querido celebrar este año la Pascua con un huevo en forma de aceituna, capaz de conquistar al chocolatero más exigente. Hay dos modalidades: el de chocolate negro y aceite de oliva con un toque de sal, y el de chocolate blanco con aceite de oliva.

La Chinata, Bravo Murillo, 4, Madrid; tel. 911 52 65 99.

Un huevo de Pascua para sorprender.
Un huevo de Pascua para sorprender.

La Duquesita

En la sede madrileña de Oriol Balaguer ya tienen todos los escaparates repletos de monas y huevos de Pascua. “Espero que nunca se acabe esta tradición", comenta el propio Oriol. "Llevamos años y años con ella. La Semana Santa es una de las épocas clave en el mundo de la pastelería”.

Felices de que llegue la Pascua.
Felices de que llegue la Pascua.

Las formas ovales, incluso en los cuerpos de pollos y gallinas, de múltiples tamaños y colores llenan las estanterías de La Duquesita. “Desde que tenemos la empresa, hemos trabajado con el concepto de la historia del huevo de Pascua, con lo cual, realizamos cualquier pieza, artística o infantil, con una forma ovoide", prosigue el maestro pastelero "con un tamaño para un packaging especial y exclusivo que fabricamos para ellos”.

Oriol Balaguer firma los huevos de Pascua de la Duquesita.
Oriol Balaguer firma los huevos de Pascua de la Duquesita.

Cuentan con dos líneas: “Como la Pascua es una época del año destinada al público infantil, hay una serie destinada a ellos, pero con un diseño acorde con nuestro perfil, que siempre es un poco conceptual", describe Balaguer. Luego elaboramos otra, la más creativa, dedicada al adulto. El chocolate hace sonreír tanto a los niños como a los mayores”.

En cuanto a las materias primas, Oriol cuida mucho su selección. “Contrariamente a lo que se ha hecho durante toda la vida, con todo el cariño del mundo, nosotros utilizamos el mismo chocolate para las monas y los huevos de Pascua que el que utilizamos durante todo el año, es decir, el mismo con el que hacemos los pasteles o los bombones, ese mismo chocolate de calidad prémium con un 30% de cacao. Intentamos buscar la máxima calidad para emocionar a los clientes que, para nosotros, es lo más bonito”.

La Duquesita, Fernando VI, 2, Madrid; tel. 91 308 02 31.

Pastelería Nunos

El maestro pastelero prepara para Guía Repsol un huevo de chocolate de 60 centímetros.
El maestro pastelero prepara para Guía Repsol un huevo de chocolate de 60 centímetros.

José Fernández-Ramos es el maestro pastelero, experto en chocolates y propietario de este establecimiento marcado por la originalidad y el saber hacer. Además de huevos de Pascua, de su obrador salen increíbles monas que pueden llevar entre dos y tres días de trabajo. “Desde Barcelona vienen o nos llaman muchos padrinos y madrinas para encargarnos alguna mona para regalar a sus ahijados", comenta el experto. "Aunque estamos notando que la tradición en Madrid está tomando cada vez más fuerza”.

Capirotes dulces para alegrar estos días.
Capirotes dulces para alegrar estos días.

Para trabajar las dulces esculturas (han llegado a reproducir el castillo de El señor de los anillos y un bólido de Fórmula 1) utilizan cacao procedente de Ecuador, mucho más fluido, pero también otros más exquisitos, de origen, como el de Madagascar o Venezuela. A veces introducen alguna mezcla a base de chocolate blanco o con leche porque, aunque puede parecer que es un producto para niños, y sus paladares están más acostumbrados a un cacao más suave, “prefieren el de chocolate negro, no el amargo, sino el más afrutado”, continúa José.

Huevos para todos en la pastelería Nunos.
Huevos para todos en la pastelería Nunos.

A pesar de dejarse llevar por la creatividad, las modas tiran mucho. “Cuando salió el juego de Pokemon, Picachu se puso muy de moda", asegura el pastelero, "y lo sigue estando”. Aunque los adornos típicos nunca pasan de moda: “Los huevos y los conejos", finaliza Fernández-Ramos. ¿Y saben de dónde vienen? "Pues en algunas culturas occidentales, la gallina era la encargada de poner huevos mientras que el conejo era el que los escondía. Los niños tenían que ir con una cesta buscándolos”.

Pastelería Nunos  Narváez, 63, Madrid; tel. 914 09 24 56.

Te puede interesar...