Receta de turrón crocante de guianduja y naranja de Lucía Freitas ('A Tafona')

Turrón artesanal hecho en casa, el postre de Navidad perfecto

La chef de 'A Tafona', Lucía Freitas, que no para de probar nuevas recetas, nos propone hacer turrón artesanal casero y sacarlo a la mesa como postre de Navidad. Fabricar tu propia tableta artesanal, con sabor a avellanas y naranja, no es complicado y es más sano, ya que tiene un menor contenido en azúcar, que solo está en el praliné.

Ha llegado el momento del postre. Después de un copioso menú navideño quedan pocas ganas de seguir comiendo. Se oyen los típicos "¡uf, no puedo más!" o "¡voy a reventar!". Sin embargo, nadie se resiste a picar un dulce. Y mucho menos si se ha elaborado en casa, con amor y el deseo de agradar a los que se sientan juntos a la mesa para celebrar. Por eso este turrón crocante de guianduja y naranja es perfecto para terminar en plan golosito y quedarnos con un buen sabor de boca.

Con un poco de paciencia, la tableta te quedará tan estupenda que querrás presumir de ella en todas las redes sociales. Hay que respetar cada proceso y ser muy precisos en el control de la temperatura, pero por lo demás no es muy complicado. Lucía Freitas (2 Soles Guía Repsol) va a ayudarse del microondas para derretir el chocolate "evitando que alguna gota de agua estropee la mezcla", por esto también debemos secar bien nuestro molde antes de empezar la elaboración.

Turrón de crocante de guianduja y naranja: elaboración para forrar el molde
Los más pequeños de la casa también podrán echarnos una mano.

Los niños disfrutarán haciendo de pinches, y no podrán resistirse a meter la cuchara una y otra vez en el bol, embriagados por el aroma que el chocolate desprende por toda la cocina y que se irá extendiendo por toda la casa. Hay que resaltar que el tipo de chocolate que elijamos va a influir en el resultado final, pues marcará la diferencia. Freitas utiliza en su receta "un chocolate de origen, de la zona del Congo". Animáos a hacer este turrón , con un toque gastronómico, que nos propone la chef gallega y aprovechad para aumentar las cantidades y regalarlo a familiares y amigos.

Turrón de crocante de guianduja y naranja: ingredientes
Una tentación para los más chocolateros.

Turrón de crocante de guianduja y naranja

  • 100 g de Pailleté Feuilletine
  • 1,5 g de sal
  • 250 g de pasta pura de avellana tostada
  • 500 g de cobertura de chocolate 70 %
  • 50 g de manteca de cacao
  • 50 g de naranja confitada
  • 650 g de guianduja de leche y avellana
  • 75 g de arroz inflado
  • Polvo dorado


TIEMPO DE PREPARACIÓN: 30 minutos + 24 h de reposo

PARA 6 PERSONAS (1 TABLETA)
 

ELABORACIÓN:

Para forrar el molde:

Lo primero que vamos a hacer es encamisar o forrar el molde que usaremos para hacer el turrón. Atemperar nuestra mezcla de chocolate y manteca de cacao, derritiendo el chocolate hasta alcanzar 45/50 ºC. Después, añadir el 20 % del peso en gotas de cacao para bajar la temperatura de la mezcla a 27 ºC. Una vez alcanzada la curva de temperatura, subir de nuevo el chocolate a 30 ºC con ayuda del microondas.

Turrón de crocante de guianduja y naranja: pasos
Te quedará tan estupenda que querrás presumir de ella en tus redes sociales.

Verter el chocolate en los moldes y dar unos pequeños golpes para que salgan las burbujas de aire y no nos queden huecos. Retirar el chocolate sobrante hasta lograr una película fina y dejar cristalizar boca abajo.

Turrón de crocante de guianduja y naranja: relleno
El 'pailleté' y el arroz inflado le dan el toque crocante a nuestro turrón.

Para el relleno:
Derretir la gianduja (un praliné a base de cacao y avellana) a 40/45 ºC. Incorporar la pasta de avellana y bajar la temperatura de la mezcla a 23 ºC, añadir la naranja confitada finamente picada, el pailleté –una especie de migas de crepe que hacen que el chocolate resulte más crujiente– y el arroz inflado. Mezclar uniformemente y rellenar los moldes ya encamisados. Dar de nuevo golpecitos para que no nos queden burbujas de aire y dejar cristalizar un día a temperatura ambiente.

Turrón de crocante de guianduja y naranja: pintando con polvo de oro
Para darle el último toque, se pinta la superficie rallada con polvo dorado.

Una vez cristalizado, atemperar la cobertura de nuevo para dar suela. Desmoldar y rayar la superficie con ayuda de un cepillo de cerdas metálicas y pintar con polvo dorado.