Xacobeo 2021-2022: Qué comer en el Camino de Santiago

10 recetas para peregrinos con el morro fino

Dificultad

Fácil

Cocción

5’

Compartir

Actualizado: 08/04/2021

Las medidas de seguridad ante el Covid han hecho este año que muchas cocinas y comedores compartidos de los albergues hayan sido clausurados. De modo que solo quedan dos opciones para alimentarse durante el Camino de Santiago: acudir a los bares y restaurantes o cocinar al aire libre. Para los que eligen la segunda opción, proponemos 10 recetas ricas y sencillas de hacer con productos que puedes encontrar fácilmente durante tu recorrido. Eso sí, no olvides echar a tu mochila algún quemador portátil y utensilios ligeros para cocinar.

A no ser que se quiera hacer el Camino en autonomía, esto es, renunciando a adquirir nada durante el viaje y transportando todo lo que se necesita a la espalda, no es necesario acarrear la comida. Lo habitual es desayunar en el lugar donde se pernocta y realizar una comida principal al final de la jornada, una vez terminada la etapa, bien con el menú que ofrece el albergue de turno, bien en un restaurante de la localidad de descanso, bien comprando los víveres acabada la caminata y cocinándolos en el propio albergue. Durante la marcha, la nutrición se avía con comida de ataque.

Este año no puede ser así. Según las normas del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, implementadas por las puestas en marcha por las Comunidades Autónomas por las que discurre la Vía Láctea, el uso de las cocinas compartidas de los albergues se ha limitado. Para reducir al máximo los contagios, se exige una rigurosa desinfección de todo el menaje, espacio y elementos comunes después de cada uso por parte de los peregrinos. Esto ha hecho que muchos albergues hayan clausurado cocinas y comedores, en tanto no esté controlada la pandemia.

Hay que pensar en lo que vamos a consumir durante dos o tres días como máximo. Foto: Alfredo Merino.
Hay que pensar en lo que vamos a consumir durante dos o tres días como máximo. Foto: Alfredo Merino.

En todos los finales de etapa hay bares y restaurantes suficientes para hacer en ellos el desayuno y la comida principal de cada jornada. Aunque resulte más caro, es lógico pensar que la mayoría de los peregrinos recurrirán a ellos. De no hacerlo, se debe prever que habrá de cocinar al aire libre la mayor parte de las veces. Y, con ello, transportar todo el Camino los útiles de cocina necesarios: infernillo, cacharros para cocinar y calentar, cubiertos, cantimplora y demás útiles, sin olvidar los necesarios elementos de limpieza para los mismos, un aspecto fundamental a tener en cuenta y por el que hay que mirar bien para no contaminar a nuestro paso.

Para quitarse el hambre y también para aportar energía suficiente que nos evite una pájara durante las horas de caminata, el menú de la comida de ataque debe incluir un par de barritas o geles energéticos, frutos secos y una pieza de fruta. Los más hambrones pueden añadir un pequeño bocadillo. Se buscan alimentos de fácil digestión para su rápida asimilación. Las raciones de estos elementos se deben calcular con precisión, evitando comprar grandes cantidades antes de echarse a andar. Hay que pensar en lo que vamos a consumir durante dos o tres días como máximo. Igual que el resto de cosas, estos productos se pueden adquirir a diario en el camino. Es fácil encontrar en los supermercados del Camino, latas de alimentos, conservas vegetales y otros productos que te ayuden a seguir una dieta saludable.

Para que no te quedes sin ideas, seleccionamos 10 recetas de Rosa Tovar para que puedas elaborarlas fácilmente durante el Camino. Y lo mejor de todo, ¡es que todas están de lo más ricas!

Preparación de Sopa de tomate con crujiente de cebolla

  1. En una cazuela pequeña poner las hojas de laurel -si son frescas, mucho mejor, pero pueden ser secas-, y calentarlas sin nada.
  2. Cuando huela bien el laurel, añadir el comino, la guindilla (si se quiere) y, sin espera para que no se quemen, echar la salsa de tomate encima y el caldo.
  3. Calentar durante unos 5 minutos, retirar las hojas de laurel y ya se puede servir adornada con un poco de la cebolla frita crujiente.

Preparación de Sándwich de huevo con lechuga y lacón ahumado

  1. Pelar los huevos y cortar al medio 2 de ellos. Picar con un tenedor otro en trozos no demasiado pequeños.
  2. Mezclar la mayonesa con la mostaza y el rábano picante.
    Un bocado delicioso con sólo dos ingredientes principales. Foto: Sofía Moro.
    Un bocado delicioso con sólo dos ingredientes principales. Foto: Sofía Moro.
  3. Colocar en una tabla dos de las lonchas de pan de molde. Untar ambas con 1/2 cucharada de mayonesa.
  4. Partir al medio los otros dos huevos cocidos y acostar sobre su corte 2 mitades centradas sobre una línea imaginaria que cruzara el centro de la loncha, de lado a lado. Repetir la misma operación con la otra loncha.
  5. Revolver los huevos picados, el picadillo de lacón ahumado ibérico y la lechuga con el resto de la mezcla.
  6. Repartirla sobre las dos mitades libres de huevo partido al medio de modo que cubra el pan hasta una altura casi semejante a la que ocupan los huevos.
  7. Cubrir con la otra loncha de pan, apretar con suavidad, recortar las cortezas y partir en tres partes el sándwich.

Preparación de Morisqueta filipina

  1. Calentar en una cazuela 2 cucharadas de aceite y sofreír el arroz.
  2. Añadir el doble de agua que de arroz en volumen, un poco de sal y pimienta recién molida y cocerlo, primero a fuego fuerte y luego ir bajando el fuego hasta que se consuma todo el agua.
  3. Mientras se hace el arroz y, si se quiere hacer la corona de oro, quizá inadecuada cuando hay una tortilla en el menú, como es este caso, pero estupenda si se hace sola la morisqueta, batir el huevo en un tazón con una pizca de sal y pimienta blanca o negra.
  4. Calentar ½ cucharada de aceite en una sartén o el wok, repartir en todo el fondo y verter la mitad del huevo batido, para hacer una tortita muy fina, cocerla como 30 segundos por una cara, que no quede muy rígida sino flexible, darle la vuelta y cocerla 30 segundos más.
  5. Hacer una segunda del mismo modo.
  6. Enrollarlas aún calientes, juntas si se desea, y cortarlas en tiras de ½ cm.
  7. Separar unas tiras de otras y reservar.
  8. Calentar en el wok 1 cucharada de aceite y sofreír el chorizo a fuego mediano, removiendo sin parar para que suelte su grasa y se sofría, sin que se queme el pimentón, un punto capital, como siempre que se cocina con este polvo de pimiento español.
  9. Luego añadir el jamón, dar dos vueltas y echar el arroz, para sofreírlo durante 1 minuto dándole vueltas.
  10. Añadir las verduras picadas y seguir salteando y moviendo con espátula de madera para no quebrar el arroz durante 2-3 minutos más.
  11. La verdura ha de quedar crujiente, casi cruda.
  12. Bajar el fuego, añadir la salsa de soja, incluso un poco más si se es gustoso.
  13. Probar de sal y rectificar.
  14. Apagar el fuego y echar la morisqueta en una fuente amplia, para que se enfríe sin que el arroz se apelotone.
  15. Cuando se haya enfriado un poco, pasarlo al recipiente en el que va a ir al pícnic y colocar por encima la corona de oro, los "fideos" de huevo en una corona.

Preparación de Salata od hobotnice o ensalada de pulpo

  1. Cortar el pulpo en rodajas y estas en mitades o cuartos cuando son muy grandes. 
  2. Introducirlas en un cuenco con el zumo de limón, más menos según gustos, y la mayonesa, además de un poco de pimienta molida.
  3. Lavar y picar en cubitos pequeños los tomates y el pimiento.
  4. Revolver con el pulpo, añadir la sal necesaria y más zumo de limon si se desea y terminar con el aceite de oliva y el cebollino picado.
  5. Servir en ensaladera para que cada uno se sirva lo que quiera o sobre hojitas de lechugas pequeñas, como los cogollos, para comer con la mano.

Preparación de Ensalada de arroz, tomates, alcaparras y encurtidos

  1. Lavar las alcaparras al chorro de agua fría y ponerlas a remojo en un cuenco grande en agua fría, lo mismo si están en sal o si ya están desaladas y conservadas en vinagre.
  2. Cocer el arroz como se tenga por costumbre y, en cuanto ese en su punto, retirar del fuego y dejar en espera.
  3. Lavar, limpiar de semillas los tomates y cortarlos en dados de 1 cm. Echarlos en un cuenco grande.
  4. Lavar en agua fría los pepinillos y cortarlos en rodajas de 1/2 cm y añadirlos a los tomates..
  5. Pelar y picar la cebolleta en dados de 1/2 cm y añadir al cuenco. 
  6. Escurrir las alcaparras y añadir al cuenco. 
  7. Lavar y picar el cebollino en aritos y reservar.
  8. Echar el arroz aún templado en el cuenco y revolver con todos los demás ingredientes y la mitad del cebollino. Esperar a que se enfríe del todo.
  9. Batir el aliño -vinagre pimienta y aceite de oliva virgen extra, no es necesaria sal, pues los encurtidos y el arroz cocido con sal ya aportan la suficiente, aunque se puede añadir si se es gustoso de la sal- en un bote de mermelada limpio y con tapa o en un cuenco con varillas y verter sobre el arroz ya revuelto con todo lo demás.
  10. Pasar a una ensaladera amplia y no muy alta. Adornar con el cebollino reservado. 

Preparación de Bocadillo de sardinillas en pimientos del pico

  1. Abrir las latas de sardinillas y pimientos y escurrirlas en dos coladores.
  2. Mientras, cortar el pan por la mitad –si se ha optado por el pan de pita–, de los que harán falta dos para una ración. Procurar abrir solo como un tercio por un lado y separar las dos mitades para poder rellenarlos.
  3. Cortar el tomate en lonchas finas y colocarlas en una mitad del pan.
  4. Repartir las sardinillas metiéndolas dentro de los pimientos del pico y acompañarlas de alguna piparra.
  5. Envolver los pimientos con un trozo de hoja de lechuga, que sea la parte más verde y tierna, no los tallos.
  6. Colocar los pimientos rellenos y envueltos en lechuga sobre el pan con tomate y cerrar el bocadillo.

Preparación de Ensaladilla Olivier… con trampa

  1. Lavar las patatas, meterlas en un cazo, cubrirlas con agua fría, añadir una buena cucharada de sal y cocerlas hasta que estén tiernas, unos 20-25 minutos, pero depende del tamaño.
  2. Poner otro cazo con agua a hervir al fuego y escaldar las aceitunas durante 7-8 minutos.
  3. Echar en un colador, refrescar y escurrir antes de cortar en aros o picar.
  4. Pelar las patatas, cortarlas en dados del mismo tamaño que las zanahorias y mezclar.
  5. Preparar la salsa batiendo con la batidora el queso con la pimienta, la mostaza, el vinagre y el aceite y añadiendo, si hiciera falta, la sal que parezca oportuna.
  6. Revolver todo junto con pepinillos, alcaparras, jamón, hierbas y la salsa e introducir en los botes que se hayan dispuesto, más pequeños para los menudos de la familia, más grandes para los grandullones.
  7. Tapar o cerrar con papel de aluminio o de plástico alimentario o con la tapa de los botes, si las tienen.
  8. Conservar en frío.

Preparación de Arroz con lentejas de Egipto y cebolla crujientes

  1. Pelar y cortar la cebolla en lonchitas finas de polo a polo. Poner la mitad en un recipiente apto para microondas, plano pero un poco hondo con el aceite de cacahuete o girasol, espolvorear con una pizca de sal e introducir en el microondas, tapado. A potencia media unos 3 minutos. Abrir, remover y dejar otros 3 minutos, pero vigilar de cerca, cada microondas tiene sus secretos y "manías" y puede achicharrar las cebollas en cualquier momento. 
  2. Cuando estén las tiritas doradas, sacarlas con una pinza de fritos a otro plato con papel absorbente triple. Repetir la operación con la otra mitad y reservar en el papel. En contacto con el aire se pondrán crujientes, deliciosas y doradas. Reservar.
  3. Mientras se van haciendo las cebollas, lavar el arroz Basmati como se ha explicado en el arroz blanco. Mientras escurre, preparar las lentejas. Colocarlas en otro recipiente apto para microondas bien cubiertas con 300 ml de agua con un poco de sal. Introducir en el microondas, tapadas, a potencia media durante 20 minutos. No tienen que quedar muy blandas, siempre bastante duras, parecerán crudas, pero no hay que preocuparse. Aún tienen que cocer con el arroz. Escurrir el exceso de agua, si lo hay, y revolver con las pasas. Reservar.
  4. En otro recipiente apto para microondas -de 1, 25 l de capacidad- calentar la grasa y espolvorear por encima el comino y la cayena. Introducir en el microondas durante 15 segundos. Añadir la cúrcuma, el arroz, las lentejas con las pasas, un poco de sal y remover bien para mezclar todo. Verter encima 1/2 litro de agua caliente del grifo, remover, probar de sal, rectificar e introducir en el microondas, tapado. 
  5. Cocinar el arroz con lentejas durante 10 minutos. Esperar 2 minutos antes de abrir el horno.  Sacar el utensilio del horno y con un tenedor de púas largas esponjar el arroz para separar los granos. En un plato hondo o en 4 platos montar como una montaña o varias de arroz y coronar las cimas con las cebollas crujientes. 
  6. NOTA: Las lentejas en este arroz tienen que conservar su forma y estar un poco crujientes. Resultan muy agradables así.

Preparación de Sándwich de cecina con queso de cabra

  1. Tostar el pan si es muy blando o, si se prefiere, pintar una cara de cada loncha con un poco de aceite y pasarlas por la sartén un momento.
  2. Esperar a que se enfríen.
  3. Mientras, cortar en lonchas finas el queso.
  4. Lavar y escurrir a fondo la ensalada elegida y cortar en trozos si fuera necesario. Colocarla en un cuenco o ensaladera pequeña.
  5. Rallar por encima un poco de ralladura de limón, exprimir como una cucharada de zumo y regar con el aceite.
  6. Revolver con una cuchara.
  7. En una mitad del pan repartir las lonchas de queso.
  8. Luego cubrir con las lonchas de cecina en las capas que haga falta.
  9. Esparcir por encima unas cuantas vueltas de molinillo de pimienta negra y el clavo molido.
  10. Cubrir con el otro pan.

Esta receta comienza –y casi termina– con dos botes de salsa. Uno de esos platos que se puede tener en listo en apenas 10 minutos: la sopa de tomate y cebolla crujiente. El laurel y el tomate toman la palabra en esta receta, pero los aromas siempre se pueden cambiar si no se es gustoso de alguno de ellos. Orégano y tomillo van muy bien juntos, por ejemplo, y se añaden a la cazuela justo antes de echar la salsa de tomate.

El sándwich de huevo duro es uno de los más ricos de la comida de picoteo. La combinación de huevo con mayonesa es siempre muy sabrosa, no solo por lo bien que sabe, sino porque, además, llena bastante. Es por eso muy útil para comidas rápidas. Se le puede añadir un poco de verde en forma de lechuga, no mucho, unos pepinillos y cebollitas, agridulces si se es gustoso, y hasta un poco de lacón ahumado. 

La técnica de asar tomates es algo clásico de la costa mediterránea española, tanto como el arte de asar patatas para servir con alioli. Aprovechando estas dos buenas ideas de la cocina levantina y la presencia en nuestros mercados de estas verduras en miniatura, prepararemos unos montaditos de tomate pero no sobre pan, sino sobre patata. Como en el Camino no disponemos de horno, podemos presentar las patatas cocidas.

La morisqueta es uno de los muchos platos de los descendientes de criollos en Filipinas en los que se da una fusión perfecta entre los usos orientales y los gustos españoles. Es un arroz cocido y luego salteado con diversos elementos, de carne y verdura. La carne es de origen peninsular al completo, chorizo y jamón, pero se termina con salsa de soja, verduras muy poco cocinadas y se adorna, si así se desea, con una corona de oro al más puro estilo chino.

Para esta receta de origen croata se puede comprar el pulpo ya cocido. Su elaboración es pan comido. Solo hay que cortar el pulpo en rodajas y meterlas en un cuenco con zumo de limón, mayonesa, pimienta molida y el resto de ingredientes. Remover y aliñar al gusto.

El arroz queda bien casi con cualquier cosa, pero hay ingredientes que casan especialmente bien. Un ejemplo son las alcaparras y los pepinillos, que aportan a esta sencilla ensalada un toque crujiente y mágico. Añade unos tomates raf de calidad y aliña a tu gusto.

El bocadillo de sardinas es un clásico. El pan blanco, el candeal y hasta el mollete van muy bien para este bocadillo, pero también se puede hacer con pan integral o de centeno, pues están ricos con las sardinas y todos los pescados azules, mejor aún en conserva.

La ensalada Olivier formó parte de la cocina de la época de los zares, diseñada por uno de los cocineros franceses que trabajaron en la corte y las casas de los nobles de la época. Hay muchas versiones, unas veces con carne y otras con pescado, todas se hacen con mayonesa batida con nata y no falta quien afirma que la ensaladilla rusa más castiza de nuestro país es la interpretación española de la Olivier rusa. Esta es una de las que más me gusta, basada en la de Helen y George Papashvily. La trampa consiste en que no es mayonesa la salsa que une todos los ingredientes, sino un batido de queso fresco, mostaza y vinagre con algo de aceite. La yema cruda no es recomendable en estos viajes.

No es ninguna herejía, qué va. Incluso los menos cocinillas saben que el arroz es uno de los alimentos que mejor combina en diferentes platos. Para esta ocasión, proponemos una receta en la que el arroz casa con unas lentejas y un poco de cebolla crujiente. Recuerda que es fácil encontrar en muchos supermercados las lentejas y el arroz ya cocidos.

La cecina va con todos los panes, pero le sienta muy bien el de centeno, incluso la borona, que es de maíz y centeno. Esta especialidad de León se puede sustituir por bresaola, que también es de carne de vaca, incluso por un resto de asado de carne.

Ingredientes

Sopa de tomate con crujiente de cebolla 4 personas
  • 1 envase pequeño de cebolla frita crujiente
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1/4 de l de caldo de verduras o de pollo
  • 2 botes de salsa de tomate de 350 g c/u
  • 1 cucharadita de guindilla seca picada (opcional)
  • 1/2 cucharada de comino molido
  • 4 hojas de laurel
Sándwich de huevo con lechuga y lacón ahumado 2 personas
  • 1 cucharadita de 'wasabi' o de rábano picante rallado, en conserva
  • 2 cucharadas de lacón ahumado ibérico en dados de 1/2 cm x 1/2 cm
  • 3 cucharadas de hojas verdes de lechuga romana muy picada
  • 1 cucharadita de mostaza picante (tipo Dijon o británica)
  • 3 buenas cucharadas de mayonesa del gusto de cada cual
  • 3 huevos camperos u orgánicos cocidos
  • 4 lonchas de pan de molde de leche (en tahonas de calidad o hecho en casa)
Morisqueta filipina 4 personas
  • 300 g de arroz, de grano largo o redondo, al gusto
  • 3-4 cucharadas de aceite, agua, pimienta y sal
  • 125 g de chorizo, en taquitos de 1 x 1 cm
  • 75 g de jamón ibérico en taquitos de 1 x 1 cm
  • 1 manojo de cebolletas, lo blanco picadas en 1 x 1 cm
  • 3 buenas pencas de apio verde y tierno, en taquitos de 1 x 1 cm
  • 3-4 cucharadas de salsa de soja ligera
  • 1 huevo, opcional y no imprescindible
Salata od hobotnice o ensalada de pulpo 4 personas
  • 2 tentáculos de pulpo cocido
  • Una pizca de pimienta
  • Zumo de un limón
  • Aceite de oliva
  • 1 ramito de cebollino
  • 1 pimiento verde tierno
  • 2 tomates grandes
  • 1 cucharada de mayonesa
Ensalada de arroz, tomates, alcaparras y encurtidos 4 personas
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2-3 vueltas de molinillo de pimienta negra
  • 1/2 o 1 cucharada de vinagre añejo de Jerez
  • 1 manojito de cebollino
  • 1 cebolleta pequeña
  • 1 y 1/2 cucharada de pepinillos -pequeños y en vinagre, no agridulces
  • 250 g de tomates RAF o corazón de buey
  • 500 g de arroz de grano redondo ya cocido
  • 4 cucharadas de alcaparras en sal o en vinagre
Bocadillo de sardinillas en pimientos del pico 1 personas
  • Unas hojas de lechuga
  • 1 lata de pimientos del pico (enteros, unos 200-250 g)
  • 1 lata de sardinillas en aceite (unas 20 piezas, 125 g)
  • 1 pan
  • 1 tomate pequeño (lavado)
  • 6-8 piparras (en vinagre escurridas)
Ensaladilla Olivier… con trampa 8 personas
  • 150 g de queso de cabra fresco (ligero o de queso de Burgos)
  • 1 cucharada de alcaparras (en vinagre o saladas y en agua ½ hora)
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cucharada de vinagre bueno
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de hojas de eneldo o de perejil (bien picadas)
  • 1 cucharada de mostaza (estilo Dijon)
  • 1 tomate (mediano carnoso, sin semillas y en dados)
  • 2-3 pepinillos (en vinagre picados)
  • 450 g de patatas (medianas y nuevas)
  • 4-5 aceitunas (deshuesadas, en aros o picadas)
  • 75 g de lacón (ahumado y cocido en dados)
Arroz con lentejas de Egipto y cebolla crujientes 4 personas
  • 1 cucharada de comino recién molido
  • 1 cucharada de cúrcuma en polvo
  • 30 g de mantequilla o 3 cucharadas de aceite (de oliva virgen extra o de girasol)
  • 2 puñados bien llenos de pasas de la variedad que se quiera
  • Sal
  • 75 g de lentejas verdinas
  • Agua
  • 250 ml de arroz de grano largo
  • 100-150 ml de aceite de cacahuete o girasol
  • 1 cebolla mediana dulce (cebolla, no cebolleta)
Sándwich de cecina con queso de cabra 1 personas
  • 1 limón, piel y zumo
  • 50 g de queso fresco de cabra, de Ávila, Málaga, Cádiz, Alicante, Canarias o de rulo
  • 1 puñado de hojas de ensalada rígidas, duras: escarola, endivia blanca o morada, rúcula
  • Pimienta negra recién molida
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 80 g de cecina de León en lonchas muy finas
  • 2 o 4 lonchas de pan de centeno