Artajona

Un viaje al Medievo

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Pocos lugares permiten viajar atrás en el tiempo como Artajona. La torre de la iglesia de San Saturnino nos ve llegar y da la señal a toda la villa: todos a sus puestos, comienza la función, ahora estamos en la Edad Media. Su muralla y sus torreones ya nos dejan claro que Artajona no es un sitio como los demás, y nos hace sentir afortunados cuando podemos atravesar sus muros, algo que muchos otros quisieron hacer hace siglos y no se les permitió. Aquí se han librado batallas, a espada pero también desde el poder, político y religioso, a veces incluso dentro de la misma confesión; Artajona siempre fue un enclave estratégico y todo el mundo lo quería de su lado. Hoy podemos pasear por sus calles, observar el interior de El Cerco, maravillarnos con las paredes de piedra que tanto habrán visto y escuchado y mostrar nuestros respetos a San Saturnino en su templo. Por si esto fuera poco, cada verano se organizan las jornadas medievales, con todo el vestuario que esto requiere, artesanías y degustación de productos tradicionales, por lo que la experiencia ya no puede ser más completa.

Contacto

Localización