{{title}}
{{title}}
{{buttonText}}

Herriko Plaza

Antzuola (Gipuzkoa/Guipúzcoa)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Avanzamos calle abajo por el casco de Antzuola y nada nos prepara al respecto. Sí, todo el trayecto nos vamos encontrando aquí y allá elegantes casas con rústicos muros de mampostería, que se alternan con otras de coloridas fachadas. De cuando en cuando, los montes que envuelven el pueblo van asomando a diestra y siniestra, como un verde entretenimiento para la mirada. Pero nadie nos ha avisado de que, a la vuelta de un giro a la izquierda, el barroco nos espera pletórico de fuerzas en la Herriko Plaza. Es un inesperado hallazgo de arte, que hace de este rincón un pequeño museo al aire libre. O mejor, un catálogo de arquitectura vasca que nos envuelve de golpe. A nuestra derecha, brilla con luz propia la fachada de sillería de la Casa Consistorial y, sobre todo, el blanco escudo de la villa que lo preside. Allí se exhiben medias lunas en piedra. Representan las que, según la tradición, fueron arrebatadas a los árabes en la batalla de Valdejunquera. Jirones de historia que hablan de la gloria milenaria de Antzuola, clavados en este edificio del arquitecto Martín de Carrera. Es una joya. Pero no es la única de la plaza. Allí mismo podemos disfrutar de la barroca casa de los Goenaga, que muestra su propio escudo nobiliario, y también de una fuente centenaria, que fue construida allá por el siglo XVIII, Y, cómo no, del majestuoso cuerpo de sillería de la parroquia de Nuestra Señora de la Piedad, cuyo espigado campanario apunta al cielo como un dedo orgulloso. Quizás está llamando a los cuatros vientos, señalando que aquí, al ras de Antzuola, hay un lugar al que merece la pena dirigir los pasos.

Contacto

Localización

Plaza de Herriko, 8, 20577 Antzuola, Gipuzkoa