Recetas de cocina coreana más allá de 'El juego del calamar'

La cocina coreana, de moda gracias a la serie 'El juego del calamar'

Squid game cookie
'El juego del calamar' ha despertado el interés por la cocina coreana. Foto: Agefotostock

La irrupción de la serie de televisión ha hecho que crezca el interés por la cocina coreana más popular del momento. Los platos procedentes del país asiático resultan reconocibles para los amantes de la gastronomía, sin embargo, no tantos se atreven a elaborarlos ellos mismos. Aquí encontrarás una selección de recetas coreanas fáciles y deliciosas para sentir que en cualquier momento te puedan retar a participar en 'El juego del calamar'.

En julio de 2010 fui una de las invitadas a una cena en la embajada de Corea del Sur, en Madrid, un privilegio al alcance de pocos afortunados. No sólo por poder probar esa cocina, tan extraordinaria como poco conocida, en un ambiente auténtico y elaborada por cocineros expertos del país, que pertenecían al Korean Food Institute. También porque personas increíblemente amables explicaban a los comensales cada uno de los platos que nos ofrecían y daban una idea, un poco por encima, del modo de realizarlos.

Bibimbap
Platos coreanos, como el 'bibimbap', ya son habituales en muchas ciudades españolas. Foto: César Cid

Hoy, que la cocina coreana ha alcanzado cotas de fama inauditas hasta hace poco gracias a las series de televisión (entre ellas la mundialmente exitosa 'El juego del calamar'), puede ser un buen momento para añadir otros platos a los ya conocidos bibimbap o las galletas. Con estas recetas se puede salir de lo trillado y saber un poco más del arte culinario del país asiático -y no de oídas- a través de recetas que van de aquí para allá en las redes sociales, de un país a otro, de una lengua a la de más allá. Aquí encontrarás la forma adecuada de preparar estos platos en sus fuentes más genuinas.

# 1. ‘Jeon’ variado de verduras

1. ‘Jeon’ variado de verduras

Esta receta es uno de los acompañamientos más populares en Corea. Su versatilidad -se puede cocinar el jeon con verduras, carne, pescado...- hace que cada variante se adapte al paladar del comensal. Solo hace falta cortar los ingredientes en porciones de bocado -por ejemplo, calabacín o kimchi- antes de pasarlos por harina y huevo, y freírlos en una capa fina de aceite. En el momento de servir, los jeon deben ir acompañados de salsa de soja. (Consulta AQUÍ la receta completa)

Jeon de verdura
La fritura de los 'jeon' resulta familiar a las técnicas occidentales. Foto: Agefotostock
# 2. ‘Hobakjuk’: sopa de calabaza con aceite de ajonjolí

2. ‘Hobakjuk’: sopa de calabaza con aceite de ajonjolí

Esta sopa, elaborada con un ingrediente universal como la calabaza, guarda su secreto en el aceite de ajonjolí. El ingrediente aporta matices que sorprenden a los paladares occidentales y que, al mezclarse con el gusto de la calabaza, muestra el vínculo existente entre todas las cocinas del mundo. (Consulta AQUÍ la receta completa)

Hobakjuk
El aceite de ajonjolí da al 'hobakjuk' un matiz exótico. Foto: Agefotostock
# 3. ‘Bulgogi’

3. ‘Bulgogi’

Se trata de la receta más carnívora de esta lista. Para elaborarla es necesario seleccionar una pieza magra y jugosa de ternera -o buey- y cortarla en filetes y tiras finas. Una vez se ha loncheado la carne, se mezcla con los ingredientes del adobo para dejarla reposar. En el momento en el que las tiras de ternera han absorbido todos los sabores del condimento, se disponen sobre la parrilla sin dejar de removerlas, para que se dore por fuera y se mantenga jugosa por dentro. (Consulta AQUÍ la receta completa)

Bulgogi
La tiras de carne del 'bulgogi' se deshacen en boca. Foto: Agefotostock
# 4. ‘Yakwa’

4. ‘Yakwa’

Estos dulces son unos de los más tradicionales a la hora de servir el postre o como acompañamiento del café. Existe una variante frita, pero es más engorrosa y grasienta, por lo que es más recomendable cocinarlos en el horno. Se mezclan los ingredientes -harina, polvos de hornear, sake y miel- hasta conseguir una masa, la cual se estira varias veces antes de cortarla en pedacitos de unos 3 centímetros de lado. Una vez dispuestos sobre la placa del horno, se cocinan a dos temperaturas para, acto seguido, verterlos sobre el almíbar que los impregnará antes de llegar a las bocas más golosas. (Consulta AQUÍ la receta completa)

Yakwa
Estas pastas son uno de los dulces tradicionales más populares de Corea. Foto: Agefotostock
# 5. Galleta Dalgona

5. Galleta Dalgona

Este es, sin duda, el dulce más popular del momento gracias a la serie de televisión 'El juego del calamar'. Para conseguir una Galleta Dalgona basta con calentar una cucharada de azúcar en un cazo, arrimarlo al fuego para que consiga una textura de caramelo y añadir una pizca de bicarbonato. Si se ha añadido la cantidad suficiente de impulsor, la mezcla creará una espuma que indica el momento óptimo para volcar el contenido en una superficie impregnada en aceite y prensarlo hasta conseguir una forma de galleta. En caso de querer decorar la galleta, hay que utilizar un cortapastas justo después del prensado. (Consulta AQUÍ la receta completa)

Galleta Dalgona
La famosa Galleta Dalgona solo precisa de azúcar y bicarbonato. Foto: Agefotostock