{{title}}

{{title}}
{{buttonText}}

Hellín

La ciudad del tambor

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Vestigios de un castillo, casas señoriales, iglesias, artesanía, un volcán, ríos, yacimientos arqueológicos… y tambores, el sonido que más identifica a Hellín, que se cuela en todas sus manifestaciones culturales y festivas y alcanza su punto álgido en la Semana Santa. Coja aire, la conocida como "Ciudad del Tambor" tiene mucho que ver. Una ciudad que es un libro de arte, donde sus calles se abren como páginas para mostrarnos ocho siglos de historia, desde la Edad Media hasta nuestros días. Su casco antiguo nos adentrará por calles estrechas y sinuosas en tres culturas: cristiana, judía y musulmana. La época medieval se aprecia en los vestigios de su antiguo castillo almohade y las murallas, y el barrio morisco. Del gótico se conservan partes de la iglesia vieja de Hellín. El Renacimiento se hace patente en el convento de los Franciscanos y la iglesia de la Asunción. La ermita del Rosario es el mejor ejemplo del barroco.

El emblemático callejón del Beso, la calle más estrecha de Hellín, nos introducirá en hermosas viviendas del siglo XVI y edificios señoriales del XVII y XVIII. De finales del XIX y principios del XX destaca la casa Lillo, la iglesia del convento de Santa Clara y el Casino. El sonido de las campanas nos guiará por callejuelas por las que ascenderemos a las colinas de Hellín, coronas por ermitas, y la calle Alfarería nos mostrará las raíces de una ciudad que hundió sus manos en el barro entre los siglos XVII y XIX. Salgamos de la ciudad, al rico patrimonio cultural se une el no menos espectacular patrimonio arqueológico. A ocho kilómetros está el yacimiento de Abrigo Grande Minateda, con pinturas rupestres declaradas Patrimonio de la Humanidad y, cerca de este lugar, se levanta el Tolmo de Minateda, un cerro que guarda vestigios de íberos, romanos y visigodos. Saque de su característico papel rojo y blanco uno de los famosos caramelos de Hellín, y mientras lo saborea contemple la figura de un volcán, el de Cancarix. Nos hemos adentrado en el fabuloso entorno natural de Hellín con paisajes agrestes y montañosos y fértiles valles dominados por los ríos Mundo y Segura.

Contacto

Localización