La felicidad del cine de verano

Pantallas al aire libre para volver a ser un niño

Películas a los pies del Castillo de Montjuic. Foto: salamontjuic.org
Películas a los pies del Castillo de Montjuic. Foto: salamontjuic.org

Corre la brisa. Un liviano aroma a aftersun flota en el ambiente. Se apagan las luces sin previo aviso, las sombras recortadas sobre la pantalla corren a sentarse y el siseo del papel de aluminio de los bocadillos queda silenciado por la banda sonora de la película. Es la sensación inigualable del cine de verano. Este año hay propuestas de lo más variadas: un autocine vintage en Madrid, cine y cocina asiática en Vic, una pantalla en mitad del foro romano de Mérida y butacas a pie de playa en Málaga. Espera al intermedio para comprar las pipas y el helado.

El habitual aire acondicionado de las salas de cine no evita que en verano lo que busquemos sea disfrutar del Séptimo Arte bajo las estrellas. La caída del sol marca la hora en la que se encienden los proyectores en centros culturales, anfiteatros, playas, parques y terrazas a lo largo y ancho de la geografía española.

Andalucía

En el sur de calor saben un rato, así que nuevos festivales como Insomnia florecen cada año por toda la costa atlántica. Así se llama el I Festival de Cine Fantástico y de Terror del Puerto de Santa María, que apuesta por películas de género alejadas de los sustos habituales y la mayoría pendientes de estreno en nuestro país. En la playa de La Barrosa y la Plaza de las Bodegas(Chiclana) la oferta es gratuita, e incluye títulos comerciales y destinados al público infantil. Nada que ver con el Festival de Cine Bajo la Luna de Islantilla (Huelva), que cumple nueve años ofreciendo una selección de cine independiente y low-cost a los vecinos y veraneantes de la zona.

Al otro lado del mapa, en Málaga, se desarrolla la programación de Cine Abierto, ciclo con 121 proyecciones gratuitas en el que las playas de La Malagueta, La Misericordia y El Dedo reciben su ración de cine al fresco. Y no es el único lugar, puesto que se plantan pantallas en varios parques de la localidad y hay sesiones matinales en Muelle Uno y el Cine Albéniz. El año pasado fueron 64.000 los espectadores que pudieron disfrutar de esta iniciativa, cifra que ha ido creciendo exponencialmente en los últimos años.

Burgos

En este caso no se trata de un festival, ni un ciclo, ni nada parecido. Aquí la homenajeada es sólo una película, pero qué película. El 50 aniversario de El bueno, el feo y el malo, rodada en parte en Almería pero sobre todo en la zona de la Sierra de la Demanda burgalesa, ha llevado a una asociación local a restaurar el cementerio de Sad Hill, donde tuvo lugar el duelo final entre los tres personajes principales, con Clint Eastwood a la cabeza. Para conmemorar el medio siglo de la película dirigida por Sergio Leone, la Asociación Cultural Sad Hill propone una semana llena de actividades, entre las que destaca la proyección de la película en ese mismo lugar (24 de julio), el inolvidable escenario de una de las secuencias más memorables del spaghetti western. Imprescindible llevar mantita y disponer de unos cuantos días para poder disfrutar de Santo Domingo de Silos y otros pueblos de la comarca.

El Cinema a la Fresca (Ciutadella de Roses, Girona) se celebra en un paraje espectacular
El Cinema a la Fresca (Ciutadella de Roses, Girona) se celebra en un paraje espectacular. Foto: Cedida.

Cataluña

La Ciudad Condal reúne un buen puñado de opciones para los cinéfilos en busca de frescor nocturno. El patio del CCCB es testigo cada año de Gandules (gandula en catalán significa hamaca), un ciclo gratuito dedicado en esta edición a los pecados capitales, con películas de Almodóvar, Richard Linklater y Nicolas Roeg, entre otros. El ya clásico festival Cinema Lliure a la Platja, tradicionalmente celebrado en la Barceloneta, tendrá lugar también en el PratBadalona y Mataró, con una selección de cine independiente acompañado de música y cortos.

El entorno del castillo de Montjuic es igual de protagonista que las películas que se proyectan al lado de su muralla. Durante 16 noches de verano, una amplia oferta de actividades complementan la proyección de películas de ayer y de hoy, con zona de picnic, conciertos y una película sorpresa para cerrar la edición. En la misma línea, pero con un paisaje aún más espectacular, la Ciutadella de Rosesacoge la quinta edición de Cinema a la Fresca, con Interstellar (28 de julio) como estandarte.

Pero quien gana de calle el premio a la mayor originalidad es la localidad de Vic, cuyo Festival Nits de Cinema Oriental se celebra entre el 12 y el 17 de julio. Con Japón como país invitado, su principal reclamo consiste en las cenas a precios populares en las que degustar algunas delicias de los países asiáticos, con platos indios, nepalíes, chinos y japoneses.

Cine independiente en la playa de la Barceloneta. Foto: Joaco Barcala (permisos cedidos por Cinemalliure a guiarepsol.com)
Cine independiente en la playa de la Barceloneta. Foto: Joaco Barcala (permisos cedidos por Cinemalliure a guiarepsol.com).

Extremadura

El más relevante de los festivales de teatro clásico, que se celebra cada verano en Mérida, tiene un hueco en su Programación off reservado para el cine de verano. Del 11 de julio al 22 de agosto la Filmoteca de Extremadura propone un viaje "heróico" a través de siete películas (de Mad Max: Fury Road a Los Blues Brothers), presentadas por la 'Fabulatrix', que narrará las características principales de cada película y las sitúa en el contexto adecuado. Lo que diferencia este ciclo de otros que se realizan en Badajoz, Cáceres o la propia Mérida, es el lugar donde se proyectarán las películas: el Pórtico del Foro, un marco arqueológico incomparable.

Galicia

Si la lluvia lo permite (pocas experiencias más singulares que ver una película mientras te cae encima un chaparrón), las playas, plazas y centros culturales de toda Galicia se llenarán de espectadores durante las noches veraniegas. El Ciclo Gas Natural Fenosa de Cine Itinerante de Verano recala este año en la Plaza Mayor de Ourense con una selección de algunas de las mejores películas nacionales de la temporada y la presencia de algunos de los protagonistas y directores de las cintas, desde A cambio de nada (Goya al Mejor Director Novel para Daniel Guzmán) hasta El olivo, la última película de Icíar Bollaín.

En Santiago de Compostela, el Centro Galego de Arte Contemporánea reserva el espectacular exterior del edificio para proyectar un ciclo gratuito sólo para los cinéfilos más curiosos, este año dedicado al cine checo de los años 60.

Madrid

La oferta es muy amplia, así que hay que ser selectivos. El más veterano es el Fescinal (Festival de cine de la Bombilla) que lleva 32 veranos proyectando las películas más relevantes de cada temporada. Este año, además de estrenar zona de restauración, ofrece por 4 euros una mezcla equilibrada entre taquillazos, películas infantiles, cine español y, en menor medida, cine de autor. La programación comienza el 14 de julio y cuenta con puntos fuertes como los homenajes al autocine clásico, con sus coches americanos años 50, perritos calientes y películas tan propicias como Todos queremos algo (17 de julio).

En el centro de la capital hay otras cuatro propuestas que destacan por la calidad de su programación y por tratarse de espacios felizmente reconvertidos en cines para ofrecer una experiencia de lo más agradable cuando el calor aprieta. La terraza de La casa encendida, el Museo Reina Sofía, el Centro Cultural Conde Duque y la Terraza del Doré apuestan por un cine no tan comercial, exhibido en versión original subtitulada junto a clásicos inolvidables y ciclos temáticos.

Para los que viven en las afueras o prefieren huir del asfalto, también se organiza un circuito de cine de verano en muchos de los municipios de la Comunidad, que permitirá rescatar algunos de los éxitos y películas más premiadas del año.

Un homenaje a los autocines clásicos en la capital, La Bombilla.
Un homenaje a los autocines clásicos en la capital, La Bombilla. Foto: Cedida.

Valencia

Una de las comunidades autónomas con más cines de verano por habitante tiene este año tantas propuestas que resulta difícil decidirse. Por destacar una nos quedamos con la Filmoteca d'Estiu, que se celebra en los jardines del Palau de la Música y que propone un repaso a las películas más premiadas del año, con TrumanSpotlight y La juventud a la cabeza.

Allí también tienen mucha tradición los autocines como el Star, que ofrece su programación de cine de estreno durante todo el año pero aumenta considerablemente su tamaño de cara a los rigores veraniegos y es uno de los más populares entre los valencianos. Además del ciclo gratuito Cine en las playas, organizado por el Patronato Provincial de Turismo, Valencia capital también tiene lugares ya emblemáticos para disfrutar de cine de verano como la Terraza Lumiérela Terraza Flumen o el Parque de L’Eliana.

Buen cine a pie de mar. Foto: Platges València Turisme.
Buen cine a pie de mar. Foto: Platges València Turisme.

Te puede interesar...