Pepe Solla Portamérica 2022

PortAmérica 2022 (Portas, Pontevedra)

La cocina más gamberra a todo ritmo

Fotografía: Adrián Baúlde

Actualizado: 03/06/2022

Se acerca el verano y, con él, los festivales de música. En Galicia la temporada la abre PortAmérica, el único en el que el cartel de cocineros es tan importante como el de músicos. Está en su ADN desde su nacimiento en 2012 y, este 2022, el ShowRocking regresó a lo grande con un cartelazo de 38 chefs preparando elaboraciones de alta cocina en su versión más golfa y divertida. Su cocina tiene incluso un escenario al que Pepe Solla, su comisario, se lanzó a tocar la guitarra.

Compartir

A Javier Olleros (‘Culler de Pau’; 3 Soles Guía Repsol) no le tocaba trabajar, pero no pudo resistirse a pasar por la cocina y abrazar a los chefs que sí estaban entre fogones. Begoña Rodrigo (‘La Salita’; 2 Soles Guía Repsol) tampoco figuraba en el cartel de la tarde y se dispuso a hidratar con cervezas a quienes sí preparaban sus elaboraciones. Pepe Solla (‘Casa Solla’; 3 Soles Guía Repsol) se arrancó con la guitarra y, desde el escenario, animó la tarde.

Begoña Rodríguez Portamérica
Begoña Rodríguez se encargó de 'hidratar' y ayudar a sus compañeros.

En PortAmérica puede pasar de todo; lleva años demostrándolo y en su regreso pospandemia no decepcionaron. El festival se celebra del 2 al 4 de junio en Portas (Pontevedra) y, como es tradición desde su nacimiento en 2012 -con el obligado parón provocado por el covid-, el cartel de cocineros compite en protagonismo con el de músicos. Y todos, sin excepción, llegan para darlo todo y disfrutar lo que no está escrito.

Poratmérica entradas
El festival combina gastronomía y música desde hace una década.

Con PortAmérica se abre la temporada de festivales en Galicia y estuvimos en su tarde de estreno, con Xanty Elías (‘Finca Alfoliz’; 2 Soles Guía Repsol), Nagore Irazuegi y Rodrigo G. Fonseca (‘Arima’; 1 Sol Guía Repsol), Enero Atxa (‘Azurmendi’; 3 Soles Guía Repsol), Ángel León (‘Aponiente’; 3 Soles Guía Repsol) y Francis Paniego (‘El Portal de Echaurren’; 3 Soles Guía Repsol) en el primer pase. Competían en protagonismo, pero entre los fogones la rivalidad no tiene hueco y la camaradería impone su buen rollo.

Ángel León Portamérica
Muchos de los mejores chefs de España, como Ángel León o Eneko Atxa, se han dado cita este 2022.

Alta cocina en formato festivalero

Para Eneko Atxa era su primer año y, pese a que sus compañeros ya le habían puesto en antecedentes, el ambiente le sorprendió. “No es cocinar, es disfrutar mucho, estar con amigos y mover las cazuelas al son de la música. Algo superchulo. Una experiencia inolvidable”, nos contó entre tapa y tapa de merluza crocante y perejil. Cada uno de los 38 cocineros que este año forman el cartel de PortAmérica ofrece dos elaboraciones que ellos mismos preparan a la vista del público en el tercer escenario del festival. Porque sí, en esta cita, a los dos escenarios para los músicos se suma un tercero, el de la cocina, situado en el mismo recinto, mirando a los otros y empapándose de su ritmo.

Tapas portamérica
Cada cocinero diseña dos tapas en las que estampa su ADN.

No es este tercer escenario un elemento más del atrezzo. Ya en la primera tarde, cuando la cocina llevaba apenas una hora abierta, se convirtió en uno de los focos de atención. Por sorpresa, sin anuncio previo en el cartel, se puso al piano Iván Ferreiro, un habitual de PortAmérica que este año no formaba parte del cartel, pero no quiso perderse el espectáculo. “Normalmente estoy por camerinos, pero aquí siempre estoy en la cocina metido. Es único. La excusa es venir a comer”, nos contaba tras bajar del escenario.

Iván Ferreiro Portamérica 2022
Iván Ferreiro sorprendió al público con su actuación.

 
Al piano interpretó uno de sus temas más míticos, Turnedo, y para delirio del público, se lanzó a una segunda pieza con Grande Amore, que sí estaba en el cartel de la tarde, y juntos deleitaron al público que a esa hora ya invadía el recinto, con una de las canciones más famosas del grupo gallego, Esta pena que a veces teño. Subieron al escenario, tocaron dos canciones y, como si nada, todo volvió a la magia festivalera que se había creado antes, a uno de los otros escenarios saltó Queralt Lahoz y en la cocina continuó el espectáculo culinario.

Público Portamérica 2022
Los asistentes disfrutaron de un cartel muy esperado tras el parón de la pandemia.

La hora del 'ShowRocking'

Eneko Atxa sumó a su merluza crocante y perejil una propuesta de cochinillo en tempura con polvo de espelette y setas que difícilmente se puede probar en ‘Azurmendi’, pero en el que mantiene fiel su estilo. “Hacemos cosas que se asemejan mucho, nuestro espíritu está ahí, nuestra manera de entender la cocina está ahí, pero de manera más golfa, más sinvergüenza”, nos contó. Y es que, como el resto de cocineros, quiso acudir a PortAmérica “a divertirme y a divertir a los demás”.

Cocineros Poratmérica
Las ganas de volver a coincidir en los fogones de los chefs se respiraba en el ambiente.

Elaboraciones de alta cocina a precios populares y mucho show. ShowRocking, como bautizaron la productora Esmerarte y Pepe Solla este espacio hace ya diez años. El chef de ‘Casa Solla’ sigue siendo el comisario y, en su doble faceta de música y cocinero, lo da todo en el escenario. También, por sorpresa, se enfundó la guitarra y se lanzó a interpretar dos temas. “Esto es un escenario dentro de un festival de música y la gente viene a pasárselo bien”, define.

showrocking Portamérica
Los asistentes se agolpan frente a la barra para probar y contemplar el 'ShowRocking'.

Tras dos años de parón “había muchas ganas” y salieron a darlo todo. La faceta gastronómica incluso ganó fuerza con respecto a anteriores ediciones. “Cada vez significa más”, reconoció Solla, que recuerda todavía cuando la propuesta entraba en una pequeña carpa y ve “increíble, maravilloso y precioso haber llegado hasta aquí”, todo un escenario con personalidad y peso propio. Se mantiene el espíritu de aquella pequeña carpa y permite la experiencia que los chefs ven maravillosa de “acercarnos al público fuera del contexto natural del restaurante”.

showrocking Portamérica festival
El escenario dedicado a la gastronomía es el más buscado por los asistentes a PortAmérica.

Es, en realidad, un poco como regresar a la esencia de su trabajo, cocinar para que el cliente lo disfrute y devolver la buena cocina al público general. Pepe Solla considera que “la alta gastronomía es para todo el mundo, nosotros cocinamos para ellos, no para la élite” y eso les reporta este festival, “estar cerca de quienes dan sentido a nuestro trabajo”. En este ansia de seguir creciendo, este año se incorporó una nueva sección de Pastelería de la mano de tres de los mejores profesionales reposteros. Oriol Belenguer, de ‘La Duquesita de Madrid’; Valeria Olivari, de ‘Las Cholas de Lisboa/Perú’, y Sara Pequeño de ‘Ms. Robinson’, de Vigo, completan el cartel.

Pepe Solla Portamérica 2022
El contacto directo con la gente es uno de los aspectos más valorados por los chefs.

Un rollo único

Además de dar de comer a los espectadores, los cocineros transmiten buen rollo. El que tienen entre ellos y que llevó a Begoña Rodrigo a pasearse por la cocina bandeja en mano, para “intentar que no se deshidraten” los compañeros a base de cervezas. Lleva ya cuatro festivales y, para ella, “PortAmérica son mis vacaciones del año, son mi regalo de Navidad”. 

Begoña Rodrigo  Portamérica 2022
Rodrigo vive PortAmérica como sus vacaciones, aunque no deja de trabajar.

Lo ve Begoña como “un congreso gastronómico”, pero no uno más, sino uno único. “El rollo que se monta aquí entre los cocineros es un rollo que no existe en ninguna otra parte del mundo, es una maravilla”, reconoció, dos días antes de que le tocase a ella saltar al escenario a divertirse. Este año se ha “tirado a la piscina” con unas albóndigas de berza, coco y garbanzos, y una paella valenciana, traje de fallera mediante.

Familia Poratmérica
El festival es una de las fechas señaladas para muchas familias que acuden a disfrutar de la música y la gastronomía.

Y es que lo importante es, sobre todo, empaparse del buen ambiente y divertirse. Ángel León lo tiene claro. En su primera vez en PortAmérica reconoció que “impresiona un montón ver un lío tan gordo montado; y tan bien montado”. Se encontró “algo muy diferente a lo que estamos acostumbrados”, pero que le sorprendió para bien. “Esto es más informal, divertido, acercarte a la gente en otro rollo, otra forma de entender la gastronomía”. Este festival es “estar en un concierto dando de comer a la gente” e invita a hacer “cocina divertida”. En su caso, tosta de berenjena y sardina que recomienda maridar con una cerveza Estrella Galicia 1906, y paniza de chistorra y bacon marino, un menú que “no tiene nada que ver” con lo que sirve en ‘Aponiente’, pero que mantiene su esencia.

Portamérica 2022
La variedad del cartel congrega a público de diferentes edades.

Compañerismo en los fogones

También Xanty Elías mantiene el ADN de ‘Finca Alfoliz’, pero adaptada a la energía festivalera. Hallulla de pulpo y cachelo cítrico y tomates, y atún de almadraba con aguacate yours de Isla Cristina fueron sus propuestas para trasladar Huelva a las Rías Baixas con los mismos productos que cocinaría en su restaurante. Su segunda edición en el festival supuso un año especial de reencuentro con sus compañeros y con una “gastronomía divertida, sencilla, pero también muy rica” en la que transforman su cocina al formato festivalero y a los vatios de potencia que lo inundan todo. “La energía que fluye a través de la música, de los amigos, de los cocineros, de la comida, de la gente con ganas de disfrutar… No existe otra forma de hacerlo que no sea Portamérica”, en palabras de Xanty Elías, que comparte con Javier Olleros que cada año regresa “feliz” al ShowRocking

Xanty Elías y Javier Olleros
Xanty Elías y Javier Olleros comparten la misma emoción por este 'congreso gastronómico'.

El chef de ‘Culler de Pau’ diseñó para su irrupción en el cartel cogollo de lechuga aliñado con tapenade vegetal y espinaca guisada con leche de castaña y, un día antes de estrenarse, se empapó del festival repartiendo abrazos por toda la cocina, viviendo lo que califica como “un sueño”. “El sueño para un cocinero que le gusta la música es estar haciendo lo que te gusta escuchando a grupos que también te gustan”, mantiene Olleros, que destaca que PortAmérica une “los dos placeres de la vida, la música y la gastronomía”.

Merenderos Poratmérica
La organización no escatima en espacios en los que recuperar energía entre concierto y concierto.

En su vertiente musical, el festival cita a artistas de ambos lados del Atlántico como Nathy Peluso, Bizarrap, Xoel López, Rozalén, Baiuca, DePedro o Lori Meyers. En la culinaria, no faltan Andoni Luis Aduriz (‘Mugaritz’; 3 Soles Guía Repsol), Lucía Freitas (‘A Tafona’; 2 Soles Guía Repsol), Álvaro Garrido, (‘Mina’; 2 Soles Guía Repsol) y, del otro lado del charco, Édgar Núñez, (‘Sud777’, Ciudad de México), Zahie Téllez (México) o Catalina Vélez (‘Domingo de Vereda’, Colombia). No falta, desde Italia, Viviana Varese (‘Viva Viviana Varese’).

Queralt Lahoz Portamérica
La actuación de Queralt Lahoz fue una de las más aclamadas de la jonada.

Disciplinas que conviven

Cada año, los tres días de festival suponen vivencias intensas que hacen que todos los chefs que lo prueban quieren repetir. “Tener cerca esta intensidad y esta emoción de la música” resulta embriagador para Javier Olleros. Para este cocinero de O Grove (Pontevedra) termina de extasiar la posibilidad de poder compartir con el público de tú a tú y tan cerca, y de reencontrarse con compañeros cocineros con los que “nos entendemos muy bien y nos echamos de menos”.

Portamérica
La vuelta de PortAmérica ha demostrado la comunión existente entre la buena gastronomía y la buena música.

El calendario festivalero no tiene ninguna cita con el cartelazo de cocineros del festival y, mucho menos, lo tienen metido tanto en su ADN. Joaquín Martínez Silva, Kin, director y fundador de Esmerarte, la productora que lo hace posible, insiste en que la fusión de música y gastronomía “forma parte del concepto” y que son dos disciplinas muy parecidas en las que “conviven el triángulo entre productor, investigador de producto y elaboración culinaria o musical”. La capacidad de atracción que tienen ambas disciplinas acaba siendo “una fusión perfecta para contar algo más”. Y Portamérica cuenta. Vaya si cuenta.