A 100 km a la redonda: qué ver cerca de San Sebastián

Gipuzkoa más allá de Donosti

Urola Kosta: vistas desde playa Itzurun de Zumaia
La provincia de Gipuzkoa permite planear diferentes escapadas a pocos kilómetros de Donosti.

Es habitual que, al hablar de una provincia, la mente proyecte rápidamente la imagen de la capital dejando al margen el resto del territorio. En el caso de Gipuzkoa, esta asociación es especialmente tangible. Sin embargo, sus alrededores ofrecen una que permite conocer el corazón de esta diversa región. Pasear por las sendas de la Comarca del Goierri, visitar el mercado de Ordizia o degustar una txuleta en Tolosa son algunas de las principales escapadas cerca de Donosti. Te proponemos muchas ideas sobre qué ver cerca de San Sebastián.

1. Un paisaje para recorrer

Los parajes naturales que cubren el territorio vasco seducen en cualquier época del año a los aficionados del senderismo. En este sentido, la ruta del Parque Natural de Aizkorri-Aratz es una de las grandes joyas de la región, debido a la belleza de su recorrido y sus contrastes entre la piedra y el verde de la vegetación. Esta reserva se ubica en la Comarca del Goierri, una zona de las Tierras Altas de Euskadi en la que los prados con ovejas latxas conviven con municipios de aire medieval, en los que se puede degustar buena gastronomía. Zerain, Segura y Beasain son algunos de estos pueblos.

Ruta por el Goierri (Gipuzkoa): monte Txindoki, en el Parque Natural de Aralar
En la cumbre del monte Txindoki (1.346 m de altitud), situado en la sierra de Aralar, habita 'Mari', la diosa del Olimpo Vasco.

Este tipo de enclaves también se encuentran a escasos kilómetros de Donosti donde, coincidiendo con el último tramo de los Pirineos, se originan accidentes geográficos tan impactantes como Peña Aia. Para quienes prefieren pedalear en familia por estas sendas, existen varias rutas en la provincia adaptadas para niños.

Peña Aia Escapadas cerca de Donosti
Vista de la Peña Aia.

En el polo opuesto a las montañas vascas, Gipuzkoa cuenta con una gran variedad de playas en las que zambullirse cuando el tiempo acompaña. Destacan el conjunto de municipios que conforman Urola Kosta, donde los surfistas pueden encontrar una buena serie de olas y, además, se ubica el fotogénico Geoparque de la Costa Vasca. Este lugar se ha convertido en objeto de peregrinación para los amantes de Juego de Tronos y continúa siendo un rincón para el disfrute de artistas y escritores como María Belmonte.

Urola Kosta: flysch de Zumaia
La excursión por el 'flysch' puede durar de 45 minutos a 3 horas. Y puede hacerse por tierra o barco, si el mar acompaña.

2. Calles con acento guipuzcoano

La playa de Zarautz está considerada una de las mecas del Cantábrico para los amantes del surf pero, a no ser que la pasión por las olas desborde al visitante, durante los meses de la primavera apetece más caminar por el paseo marítimo y sus calles señoriales para irse de pintxo-pote. Para descubrir un enclave litoral en el que se mantiene con más fuerza la personalidad de los pueblos pescadores del País Vasco hay que desplazarse apenas cinco kilómetros al este de Donosti a Pasajes de San Juan. En este pueblo que deslumbró a Víctor Hugo aún pervive el aire de la tradición marinera del siglo XVIII y se ofrecen pescados y mariscos recién capturados por los arrantzales locales.

la motora pasajes san juan
Pasajes de San Juan mantiene la arquitectura tradicional de los pueblos pesqueros vascos.

En la frontera con Francia y a media hora de la capital gipuzkoana, Hondarribia espera al turista con sus tres almas: la medieval, la marinera y la natural. En el interior de la provincia, el mercado de Ordizia cita cada miércoles desde hace cinco siglos a lugareños y turistas para que puedan admirar y comprar los productos que se cultivan en los caseríos de pueblos de los alrededores. Setas de Lasa y miel de Etxeberria son algunas de las estrellas de este mercado.

Ruta por el Goierri (Gipuzkoa): mercado de Ordizia
Enormes columnas de hormigón elevan la estructura techada que cubre la Plaza Mayor de Ordizia.

Siguiendo la costa en dirección a Bizkaia, en Getaria, los viajeros pueden conocer de primera mano el trabajo de cómo se elaboran las conservas de antxoas en salazón en el obrador 'Maisor', que mantiene las técnicas tradicionales de preparación. A escasos kilómetros, la 'Bodega K5', el viñedo que Karlos Arguiñano tiene en Aia, merece un alto en el camino para degustar alguno de sus txakolis elaborados con la uva local hondarrabi zuri. Siguiendo con el enoturismo, la sidrería 'Astarbe' de Atisgarraga hace gala de su trayectoria de más de 14 generaciones dedicadas a este oficio. La producción de sidra es la seña de identidad de este pueblo donde se concentran varias sidrerías y los vasos que acompañan a las txuletas, las tortillas de bacalao o el bacalao frito se llenan al grito de txtox.

cultivo k5
El viñedo de 'Bodega K5' se extiende por 15 hectáreas.

En cuanto a visitas culturales, Hernani es el hogar del museo Chillida Leku, un espacio al aire libre dedicado al escultor que permite a sus visitantes incluso tocar las creaciones del artista. Especialmente dedicado a los más pequeños, el Museo de Títeres de Tolosa muestra una colección de más de 1.850 figuras procedentes de todo el mundo y cuenta con visitas teatralizadas y zonas donde los niños pueden jugar con algunas figuras.

Los adultos también disfrutan como enanos.
Chillida Leku merece una parada para contemplar las obras al aire libre del escultor.

3. Cuna de chefs de categoría

Si por algo destaca esta provincia es por haber dado algunos de los mejores cocineros del país. Tal es el caso de Andoni Luis Aduriz, cuyo restaurante, 'Mugaritz' (3 Soles Guía Repsol) se ubica en Errenteria. Es aquí donde se han desarrollado algunas de las propuestas gastronómicas más controvertidas de los últimos años como sus platos ocultos que incluyen un condón, un embrión humano o una angula viva.

Andoni Aduriz
El restaurante 'Mugaritz', de Andoni Luis Aduriz, ha creado algunos de los platos más vanguardistas.

Hilario Arbelaitz, quien abrió 'Zuberoa' (3 Soles Guía Repsol) en el caserío más antiguo de Oyarzun, datado en el siglo XV, muestra en cada servicio el porqué es un referente de la nueva cocina vasca. Su forma de trabajar productos como la lubina, la liebre o el foie merecen que el turista gastronómico fije el rumbo hacia su mesa. Los hermanos Aitor e Igor Arriegi, quienes comandan 'Elkano' (2 Soles Guía Repsol) y 'Kaia-Kaipe' (2 Soles Guía Repsol) en Getaria, son otro de los ejemplos de cómo esta región ha dado grandes chefs. El trato que dan al rodaballo a la parrilla, las kokotxas o al bogavante les ha granjeado elogios a todos los niveles, destacando la consideración que Karlos Arguiñano tiene de 'Elkano' como "el mejor restaurante de pescado del mundo".

La parilla es el alma de 'Kaia-Kaipe'.
La parilla es el alma de 'Kaia-Kaipe'.

Uno de los mejores ejemplos del buen hacer en los fogones es la localidad de Hondarribia, donde destaca el restaurante 'Alameda' (2 Soles Guía Repsol) de los hermanos Txapartegi. Además, en este mismo municipio conviven el 'Asador Laia' (Recomendado por Guía Repsol) o la 'Hermandad de Pescadores' (Recomendado por Guía Repsol), componiendo la oferta para quien busca una escapada gastronómica. En caso de que no se busque comer de mantel, Hondarribia cuenta con varios establecimientos en los que degustar pintxos.

Pintxos en Hondarribia: Gran Sol (pintxo Mika. apertura)
Los 'pintxos' del barrio de La Marina, la zona pesquera de Hondarribia, atraen no solo a los vecinos franceses, sino también a muchos donostiarras.

Tolosa es uno de los destinos predilectos para los amantes de la carne. En este municipio cercano a la frontera con Navarra se ubican dos baluartes de la txuleta a la brasa como 'Casa Julián' (1 Sol Guía Repsol) y 'Casa Nicolás' (Recomendado Guía Repsol). En lo que se refiere a pescado, muchos son los que se acercan a Orio en busca de su célebre tratamiento del besugo. Sin embargo, es necesario saber dónde comer este plato para que se cumplan las expectativas del comensal. Del mismo modo, hay que conocer cuáles son los establecimientos adecuados a la hora de afrontar una ruta gastronómica por Pasaia, para poder degustar como es debido de los pintxos junto al mar.

chuleta casa julián
'Casa Julián' es uno de los templos de la 'txuleta' en la región

4. Para seguir con la escapada

Para quienes el día fuera de la ciudad se les haya hecho corto, 'Casa Haitzalde', en Mutriku se revela como una gran opción de alojamiento. Situado frente al mar Cantábrico en un océano de paz natural, este Bed & Breakfast de seis habitaciones permite a sus huéspedes desconectar de la rutina durante el tiempo que dure la estancia. Por otro lado, un alojamiento capaz de seducir a una actriz de la talla de Bruna Cusí es el 'Parador de Hondarribia', antiguo Castillo de Carlos V, situado a la orilla del mar.

Las vistas al Cantábrico de 'Casa Haitzalde' ofrecen un atardecer de ensueño.
Las vistas al Cantábrico de 'Casa Haitzalde' ofrecen un atardecer de ensueño.