VI edición de 'Tast a la Rambla' (Barcelona)

En Barcelona ya no se tapea, ahora se 'ramblea'

Tast a la Rambla: apertura
Una gastroferia para disfrutar y, por qué no, para dar envidia a los seguidores de Instagram

Durante cinco días, del 6 al 10 de junio, la concurrida Rambla de Barcelona se convierte en un escaparate de la gastronomía local en formato tapa. Cerca de 40 restaurantes y pastelerías barceloneses sacan sus fogones a la calle para dar la bienvenida al verano y recibirlo con un buen bocado. Esta semana en la Ciudad Condal no se tapea, sino se ramblea con la sexta edición de 'Tast a la Rambla'.

Junto a los retratistas al carboncillo y la indiferencia de un Colón de espaldas a la Rambla (el genovés se lo pierde), paisanos y foráneos se mezclan en un animado paseo cuyo recorrido van marcando los aromas que desprenden las casetas-cocinas. Otros prefieren la pole position, y se acomodan en las barras, o se sientan en las terrazas al sol que, por suerte, todavía tiene clemencia a principios de junio.

Tast a la Rambla: público
El año pasado se vendieron 120.000 degustaciones y la zona recibió la visita de 630.000 personas.

Durante cinco días, 39 restaurantes y pastelerías de Barcelona y su Área Metropolitana han sacado a la Rambla de Santa Mònica sus propuestas gastronómicas en formato tapa (a 4 euros cada una). El espacio se divide en cuatro grandes áreas: tapas y platillos, cocina tradicional, pastelería y cocina de autor. "Se trata de una manera divertida de acercar al gran público la buena cocina que se está haciendo en la ciudad", explica Roser Torras, organizadora del evento.

Tast a la Rambla: cocina
En esta edición participan 39 restaurantes y pastelerías, además de varios stands de marcas colaboradoras.

En la caseta de cocina de autor, dos nuevos Soles Guía Repsol 2019 cocinan codo a codo. Rafa Zafra, fiel a su filosofía marina en 'Estimar' (2 Soles Guía Repsol), se atreve con un perrito de mar de pez espada, corvina, rape, mejillones y gambas; mientras que Fran López acerca el Delta del Ebro a la ciudad Condal, como hace en 'Xerta' (1 Sol Guía Repsol), con un arròs con cap i pota (similar a los callos).

Tast a la Rambla: perrito marinero de 'Estimar'
El perrito marinero de 'Estimar', a base de pez espada, corvina, rape, mejillones y gambas.

Otro que aspira a triunfar en esta edición -en la del año pasado su tapa fue la segunda más vendida- es Jordi Esteve, de 'Nectari' (Recomendado Guía Repsol), que ofrece un refrescante tartar de salmón salvaje de Alaska (especie sockeye, muy magro), acompañado con una emulsión de aguacate, ikura y brotes de ensalada. "Lo incorporaremos la próxima semana a nuestro menú. En los cinco años que hemos participado, siempre la clientela que nos ha visita aquí nos lo pide después con mucho éxito", reconoce el chef mientras remata dos que no se escapan a los disparos de una decena de teléfonos móviles.

Tast a la Rambla: Jordi Esteve (Nectari)
El chef Jordi Esteve, de 'Nectari', prepara su tartar de salmón salvaje de Alaska.

El grupo de cocina de autor lo completan los restaurantes 'Enoteca' (2 Soles Guía Repsol) de Paco Pérez, con una anguila all i pebre; el ssam de lechuga larga con aguacate y bonito soasado de Ever Cubilla ('Espai Kru', 1 Sol Guía Repsol); el infalible arroz La Barra, que Carles Abellán se ha llevado con él a su nueva ubicación en el Hotel W, con chipirón, butifarra negra y jamón; el rosbif de vaca con pan crujiente y encurtidos de 'Pur', una de las últimas aperturas del trisoleado Nandu Jubany; y una arriesgada propuesta de briox caliente de canelón trufado con la que el equipo de 'Sofía Be Só' trae a la primevara sabores muy navideños.

Tast a la Rambla: el arroz de La Barra de Carles Abellán
El arroz mar y montaña de 'La Barra de Carles Abellán'.

Muchos de los visitantes se decantan por las cocinas más tradicionales, con las que bucear un poco más en el recetario barcelonés: morcilla con chipirones ('Llamber'), brandada de bacalao gratinado con alioli de membrillo ('Es Ville'), gyozas de carn d'olla ('La Gormanda') o las costillas de cerdo a la catalana, receta que lleva años preparando Ada Parellada en 'Semproniana'. "Las asamos al horno durante 12 horas, casi se deshacen con la vista, y maceramos con hierbas y una salsa de soja, miel y ratafía", explica a unos clientes forasteros Santiago Alegría, copropietario y marido de la cocinera.

Tast a la Rambla: costillar a la catalana
Entre las propuestas más tradicionales, las costillas a la catalana de 'Semproniana' (a la derecha).

Si a mediodía, la Rambla es territorio conquistado por los turistas, con la caída de la tarde, los barceloneses tratan de recuperar parte de esta artería que divide el barrio Gótico y el Raval. Unos y otros no pierden ocasión para inmortalizar su tapa con el móvil o hacerse un selfie y despertar la envidia entre amigos y seguidores de Instagram.

Tast a la Rambla: clientes retratando platos
Además de buen apetito, en esta gastroferia no pueden faltar los teléfonos móviles para retratar todas las tapas.

Las colas para canjear dinero por tokens, la moneda oficial de la gastroferia, se van alargando con el paso de la jornada, sobre todo durante el fin de semana. En la edición de 2018 se llegaron a vender más de 120.000 degustaciones y pasaron por este tramo de Santa Mònica unas 630.000 personas.

Tast a la Rambla: Rambla
El espacio, en la parte de la Rambla de Santa Mònica, se divide en cuatro grandes islas de puestos-cocinas.

Territorio para los 'pecadores' del dulce

Para los más golosos, también hay tentadoras tapas, como la pizzaimada (fusión mallorquina e italiana) de 'Escribá': una ensaimada cubierta de tres capas de chocolate (negro, con leche y blanco) con un trampantojo de pepperoni a base de praliné de chocolate blanco y almendra, un pimentón dulce de fresas liofilizadas y un toque de aceite picante. ¡Auténtica pesadilla en plena operación bikini!, aunque un día es un día... Junto a este puesto, otra manzana del Edén: las texturas de chocolate, sorbete de mango pasión y lima kaffir del maestro Oriol Balaguer.

Tast a la Rambla: tapas dulces
Tentación para los más golosos: el mojito mailó de 'Pastisseria Canal' y la pizzaimada de 'Escribá'.

En breve estará en los mostradores de las dos tiendas de 'Pastisseria Canal' su mojito mailó, una versión en torta del cóctel tropical: la galleta de la base está hecha con azúcar integral de caña, sobre la que se asienta un esponjoso bizcocho bañado en ron y cubierto de una mousse de lima, crema de menta, un glaseado espejo y una hoja de chocolate blanco. El año pasado vendió 4.000 unidades de su Sacher este obrador que cumple en breve el medio siglo, y que aspira a superar la cifra en la edición de 2019.

Tast a la Rambla: turistas comiendo
La Rambla es uno de los puntos más concurridos por los millones de turistas que todos los años visitan Barcelona.

La ruta de la tapa

Dentro de las actividades del 'Tast a la Rambla', este año se ha celebrado el concurso de tapas. Desde el 31 de mayo y hasta el 10 de junio se puede hacer la ruta por trece bares y restaurantes emblemáticos de esta arteria barcelonesa y degustar un pincho creado especialmente para la ocasión.

Tast a la Rambla: tapas ganadoras de la ruta
Las dos tapas ganadoras de la ruta: el brazo de gitano del 'Moka' y el 'xuixo' de brandada de bacalao de 'Ultramarinos'.

El jurado ha decidido en esta ocasión premiar a dos como las mejores: el xuixo relleno de brandada de bacalao a la llauna de 'Ultramarinos'; y la "más ramblera" del 'Moka', un brazo de gitano a base de manitas de cerdo, gamba, jugo asado y café de Moka, un guiño a los inicios del establecimiento, que fue tostadero de café a principios del siglo XX.

Más en Barcelona