Huevos y Monas de Pascua

Apúntate a la tradición de Semana Santa

Una mona para no comérsela. Foto: Shutterstock.
Una mona para no comérsela. Foto: Shutterstock.

Era el padrino el encargado de regalar, a su ahijado, un roscón con tantos huevos como años tiene, entre el Miércoles de Ceniza y el Domingo de Resurrección. Las monas de Pascua son típicas de Cataluña, Valencia, Baleares y Murcia, aunque han colonizado casi toda España. Los huevos independizados del pan, de chocolate y envueltos en colores metalizados, hunden su origen en ancestrales rituales ligados a la primavera. Ha llegado la hora de entregarse al goloso placer.

La Pascua y la Semana Santa son épocas clave en el mundo de la pastelería, y los huevos responden a una tradición cargada de simbolismo para muchas religiones y sociedades. Hoy no hay pastelería que se precie que no llene sus escaparates con huevos y monas elaborados con tanta minuciosidad que da pena hincarles el diente.

Horno Vicente García

“Hacemos cientos de monas y huevos", comenta Vicente García, que junto a su hijo, Vicente García Corbera, no dan abasto por estas fechas en su obrador valenciano. "Por pequeños que sean, todos llevan su decoración”, comentan. Padre e hijo siempre se llevan a casa algún premio del concurso de dulces de Pascua que cada año organiza el Gremio de Panaderos y Pasteleros en la capital valenciana.

Huevo de Pascua

En su elaboración utilizan un cacao de calidad, “desde el 55% hasta el 70% como máximo”, procedente de África y Sudamérica. Los productos de chocolate de estas fechas están dedicados a los niños “con temas inspirados en canciones o películas infantiles” pero también bordan otros dulces típicos muy solicitados en estos días como el Pan quemado o la Coca de pasas.

Horno Vicente García, AvReino de Valencia, 6, Valencia; tel. 963 73 81 28.

Pastelería Ascaso

Durante estas semanas, en esta confitería con sedes en Huesca, Zaragoza y Madrid, las monas y los huevos de chocolate son las estrellas de sus mostradores y escaparates. Para su elaboración utilizan chocolates de Valrhona, uno de los productores franceses más importantes del mundo en el sector.

Mona de chocolate con golosinas de la Pastelería Ascaso. Foto: FacebookEn cuanto a sus propuestas de huevos, los hay pequeños, grandes, macizos, tipo bombón, labrados o de colores. Sus monas son auténticas esculturas levantadas pieza a pieza con mimo, entre las que se han podido ver naves galácticas, casas o helicópteros. Además, admiten encargos.

Pastelería Ascaso, Coso Alto, 9, Huesca; tel. 974 22 50 50. Zurbano, 25, Madrid; tel. 914 65 92 19. Aquitecto Yarza, 5, Zaragoza; tel. 976 21 48 98.

Cacao Sampaka

Sergio Gil, el maestro chocolatero de todas las golosas propuestas de Cacao Sampaka, disfruta elaborando piezas especiales de Pascua para gustar tanto a pequeños como a grandes gourmandes. Entre sus propuestas más afamadas están los huevos con piezas, en las que, como un juego, Sergio ha colocado coloridos elementos de construcción para pasar un nutritivo rato en familia. No faltan, por supuesto, los huevos clásicos, pero con la particularidad de tener un tamaño importante y un efecto en su superficie tipo marmolizado, disponibles en los tres sabores habituales: chocolate negro, con leche y blanco.

Huevos de chocolate

En su elaboración utilizan un blend, o lo que es lo mismo, una cobertura creada a partir de la mezcla de cacaos de diferente origen en una proporción del 66-70% para el chocolate negro, 40% para el con leche y 35% para el blanco. La novedad de este año son los huevos de tamaño mediano, metalizados en cobre y oro. Las piezas pueden encargarse por teléfono o por internet pero, debido a su fragilidad, el cliente debe de ir a recogerlo a la tienda.

Cacao Sampaka, Connell de Cent, 292, Barcelona; tel. 932 72 08 33. Orfica, 4, Madrid; tel. 913 19 58 40. Conde Salvatierra, 19, Valencia; tel. 963 53 40 62.

Pastelería Acueducto

Miguel Sanz Martín es el maestro de esta pastelería caracterizada por la dedicación, las buenas materias primas y la paciencia. Formado junto a importantes profesionales como Takashi Ochiai y Ángel Fernández, Miguel crea para estas fechas impresionantes figuras inspiradas en el imaginario infantil: animales, casitas, aviones, barcos… pero todas ellas con la particularidad de que están modeladas a mano.

Pastelería Acueducto, Ezequiel González, 25, Segovia; tel. 921 46 15 40.

Pastelería Acueducto. Foto: cedida

Martina de Zuricalday

Martina de Zuricalday Bilbao abrió su primer obrador en la calle Ronda, del Casco Viejo bilbaíno en 1830 y hoy la sexta generación de esta saga familiar sigue al frente de esta pastelería, la más antigua de Euskadi. Entre sus especialidades clásicas destacan el bollo de mantequilla, la palmera de chocolate, el pastel de arroz o la Carolina en varios tamaños, pero también, apuestan por repostería más moderna creando propuestas más acordes con los gustos actuales. Eso sí, “todos nuestros productos los elaboramos totalmente a mano, uno a uno cada mañana, a fuego lento y con solo los mejores ingredientes naturales”, comenta Nikole Bayo, que junto a su hermana Marta (bitátaranietas de Martina) regentan el local.

Macaroons de manzana con forma de conejo. Foto: Martina de Zuricalday“Para esta próxima Pascua vamos a elaborar carrot cake con zanahoria, canela y nueces, un amplio surtido de cupcackes con chocolate negro, blanco y trozos de galleta Oreo; de frutas del bosque a base de ganaché de mora; de bizcocho de naranja con tofe natural y crujiente de galleta… además de galletas de auténtica mantequilla con forma de conejito de Pascua, piruletas de pasta sablé bretona rellenas de nuestro mejor chocolate con forma de pollito de Pascua, macarons de manzana con forma de conejo, y la tarta Tourbillon de chocolate con el conejito de Pascua buceando en ella”. En Martina de Zuricalday Bilbao hay artículos para todos los bolsillos para que nadie se quede sin endulzar estas fechas.

Martina de Zuricalday, Ercilla, 43, Bilbao; tel. 944 43 57 96. Plaza San José, 3, Bilbao; tel. 944 24 13 46. Rodríguez Arias, 48, Bilbao; tel. 944 42 36 76; Doctor Areilza, 38, Bilbao; tel. 94 427 18 88.

Confitería Gil

Agustín Gil Santana comenzó a trabajar de niño en el mundo de la pastelería en Peñaranda junto a su padre, Paulino Gil. En 1956, Agustín se traslada, junto a su esposa Rosario, a Salamanca, donde abren un pequeño obrador-tienda regentado por ellos mismos. Con el paso del tiempo, por su volumen de producción, necesita un obrador más grande y, en 1998, amplían sus instalaciones en el polígono de Villarés de la Reina, Salamanca, con toda la maquinaria necesaria para elaborar, diariamente, todos su productos de pastelería, confitería, bombonería y turrones y mazapanes, entre otros productos.

Huevos de Pascua para fansde Confitería Gil. Foto: Facebook

Durante estos días están enfrascados en la fabricación de impresionantes monas y huevos de chocolate. Estos últimos los realizan en todas las dimensiones y muchos de ellos llevan en su interior una sorpresa. Además, en algunos de ellos dibujan con pinturas comestibles, que luego barnizan, el rostro de alguno de los ídolos, ya sean reales o ficticios, más aclamados entre la chiquillería.

Confitería Gil, María Auxiliadora, 33, Salamanca; tel. 923 22 02 35.

Pastelería Oiartzun

El primer establecimiento de la casa abrió en 1972 en el pueblo de Oiartzun gracias a Manuel Marín, un maestro pastelero que, tras haber trabajado en diferentes locales de Donostia, decidió emprender su carrera en solitario. En 1987 llegó a la capilla guipuzcoana abriendo esta empresa centrada en el estilo francés: bollería, croissants, hojaldres, bizcochos, cremas y rellenos, pastas de mantequilla…  Siempre vigilando la calidad de las materias primas y trabajándolas de manera artesana.

Huevos de Pascua con forma de gallina de la Pastelería Oiartzun. Foto: Facebook

Entre los hits de la casa se encuentran el pastel vasco, a base de pasta de almendra, relleno de crema y decorado con almendras tostadas, y el pastel de arroz, un dulce de origen bilbaíno que nada tiene que envidiar a los famosos Pastéis de Belem portugueses y que se hace (ojo, no lleva arroz aunque en sus orígenes hay dos versiones que dicen se realizaba con arroz con leche o harina de arroz) con hojaldre, y un relleno de harina, huevos y mantequilla.

Durante estas fechas, producen figuras y huevos de Pascua para poner el toque festivo en la pastelería. No las hacen de tamaño muy grande y suelen utilizar un chocolate menos fuerte del habitual para gustar a los niños. Y, aunque “en el País Vasco lo de las monas no es muy tradicional", comentan desde Oiartzun, "todo lo que sea de chocolate tiene éxito seguro”.

Pastelería Oiartzun, Ingentea, 2; Donostia; tel. 943 42 62 09.

Te puede interesar...